El profesor Gay de Liébana relata la historia del granjero japonés Kenichi Kato quien ante la realidad de que en su país nadie quiere ordeñar ni limpiar vacas ha montado una granja en la que los robots lo hacen todo


FUENTE