Un conjunto de vehiculos Tesla en el “showroom” que tiene la compañía en Nueva York (Bloomberg / Mark Kauzlarich / The Washington Post)

Por segunda vez desde febrero, Tesla dijo que había suspendido temporalmente la producción de su sedán Model 3. Una medida que, según los analistas, pone de manifiesto los inmensos desafíos para que, por fin, la compañía entregue su primer vehículo electrico de gran consumo.

La pausa se produce días después de que el presidente ejecutivo, Elon Musk, minimizara las preocupaciones sobre los retrasos en la fabricación del Model 3, y luego de que la compañía revelara que no había logrado su objetivo de producir 2.500 automóviles por semana a finales del primer trimestre. Los analistas dicen que un lanzamiento exitoso del Model 3 es crucial para el éxito a largo plazo de la compañía. Y para el propio Musk, el auto representa la culminación de un plan para suministrar vehículos asequibles y alimentados exclusivamente por electricidad.

La compañía anunció en un comunicado que la pausa en la producción del Model 3 fue planeada y “no inusual”. El tiempo de inactividad se utilizará para “mejorar la automatización y aumentar las tasas de producción”, según fuentes de la propia compañía. La declaración utilizó el mismo lenguaje durante el alto en la producción que tuvo lugar a principios de este año. Tesla no dijo cuánto duraría la suspensión, que fue reportada por primera vez a través de BuzzFeed.

Si bien no son desconocidos los obstáculos en cuanto a la producción, los retrasos planificados no son comunes, tal y como señaló Akshay Anand, analista ejecutivo de Kelly blue Book. Sin embargo, él no estaba sorprendido por la suspensión. “Esta es la primera vez que Tesla produce algo en masa. Este no es el Modelo S o el Modelo X que solo es accesible para la élite. Y cuando tienes algo que se comercializa en masa, es un juego diferente“, agrega.

Los analistas dicen que la producción sin problemas del Model 3 puede ayudar a la empresa a frenar la pérdida de dinero. Tesla reportó pérdidas netas de más de USD 770 millones en los últimos tres meses del año pasado, por encima de los USD 219 millones durante el mismo tiempo en 2016. “Aunque más demoras no necesariamente ‘harán o romperán’ a Tesla, invariablemente exacerbarán la quema de efectivo“, explicó Toni Sacconaghi, un analista de Bernstein Research. Sin embargo, añadió que si Tesla cumple con el Model 3, la empresa podría prosperar debido al rápido crecimiento del mercado de vehículos eléctricos y la falta de competencia al precio del Model 3.

Tesla ha dicho que espera que la producción del Model 3 aumente rápidamente, a pesar de los retrasos previos. A principios de abril, la compañía anunció que augura producir 5.000 vehículos por semana. Eso requeriría que la compañía duplique con creces su tasa actual.

Musk ha culpado los retrasos de la producción, en parte, a una excesiva dependencia de la automatización. Argumentó que los clientes del Model 3 recibirán sus vehículos, pero no tan temprano como lo habían planificado. “No debería haber un interrogante sobre si alguien va a conseguir su automóvil”, dijo Musk a CBS. “Es un período de espera de seis a nueve meses, y tres de esos meses ya han pasado”.

Tesla ha recibido más de 400.000 reservas de clientes para el Model 3, según los informes, que requieren un depósito de USD 1.000. La versión más barata del automóvil tendrá un costo de USD 35.000 y los autos empezarán a enviarse a finales de 2018.

Fuente: Una vez más, Tesla suspende temporalmente la producción de su Model 3