Como parte de su visita a la Argentina, el relator especial sobre la Tortura y otros Tratos o Penas Crueles, Inhumanos o Degradantes de la ONU se reunió con el Sistema Interinstitucional de Control de Cárceles. El organismo, presidido por el juez federal Gustavo Hornos, busca proteger los derechos humanos de las personas que se encuentran privadas de su libertad.

La comitiva la integraron el relator especial Nils Melzer y Krystel Abi Habib, oficial de Derechos Humanos del ACNUDH Ginebra.

Hornos, juez de la Cámara Federal de Casación Penal y presidente del Sistema, resaltó la trascendencia y la importancia de la visita y explicó cómo está integrado el Sistema y cuál es su principal objetivo.

En este sentido, Hornos resaltó que los monitoreos se realizan de acuerdo a los estándares internacionales –Reglas Mandela- y constituyen una herramienta fundamental de prevención de violación y protección de los derechos humanos así como la posibilidad de otorgar acceso a justicia inmediata y directa al afectado.

El juez Gustavo Hornos, titular del Sistema Interinstitucional de Control de Cárceles

Nils Melzer se refirió al control judicial como herramienta principal para prevenir los casos de tortura y violencia en establecimientos penitenciarios. En este sentido, resaltó la trascendencia de un espacio como el Sistema Interinstitucional de Control de Cárceles.

 

Durante el encuentro se hizo referencia al juicio que se está llevando a cabo en la ciudad de La Plata por las torturas a las que habría sido sometido Lucas Mendoza cuando estuvo detenido en el marco de una condena a prisión perpetua, por la cual la Corte Interamericana de Derechos Humanos sancionó al Estado argentino. En el trascendente caso, se juzga la presunta responsabilidad de cinco agentes del Servicio Penitenciario Federal en las lesiones graves ocasionadas a Mendoza durante su detención en el Complejo Penitenciario Federal I de Ezeiza.

Seguí leyendo:

El balance de los Derechos Humanos en la Argentina según el Departamento de Estado de los Estados Unidos

Fuente: Un relator de Naciones Unidas se reunió con el organismo que busca proteger los derechos humanos de los detenidos