La Policía investiga el caso como un posible ajuste de cuentas.
FUENTE