Jacob Shoemaker en una entrevista con ABC 6 (Cortesía: ABC 6)

Un estudiante de secundaria de Ohio se ha encontrado en el centro de la controversia política después de conocerse, a través de internet, que fue suspendido en su escuela por quedarse en clase durante la huelga nacional en las escuelas para pedir un mayor control de armas.

Pero esa historia no es exactamente así.

Jacob Shoemaker, un estudiante de último año en el Hilliard Davidson High School en Hilliard (Ohio), sí, fue suspendido. Pero no porque eligiera unirse a sus compañeros de clase y los cientos de miles de estudiantes en todo el país que salieron de sus clases para protestar por la violencia armada a raíz del tiroteo en la escuela de Florida que dejó 17 muertos. Fue porque no fue a un área designada de la escuela donde se suponía que estaban los que no protestaban, sino que se quedó solo en un salón.

Su padre dice que se quedó en el aula porque no quería elegir un lado u otro.

“No se sentía cómodo yendo a un sitio ya que pensaba que salir sería politizar un suceso horrible del que no quería formar parte”, escribió su padre, Scott Shoemaker, en una publicación en Facebook. “pero quedarse adentro lo haría parecer irrespetuoso o insensible a las 17 víctimas inocentes si esos actos se convertían en algo conmemorativo“.

Sin embargo, en las redes sociales, la situación de Shoemaker se ha convertido en un relato sobre cómo un sistema escolar liberal obstaculizaba los derechos de un estudiante que apoyaba la Segunda Enmienda, y los titulares engañosos pintaban una imagen de Shoemaker suspendido únicamente por no participar en la huelga.

Esto llega en un momento en que la presión por un mayor control de armas ha cobrado impulso gracias a los supervivientes del tiroteo de Florida que lideraron una marcha de control de armas en Washington el pasado 24 de marzo. La respuesta a estos esfuerzos, a veces, ha caído en líneas partidistas.

En Twitter, los usuarios compartieron las fotos de Shoemaker del recibo de suspensión con etiquetas como #GunControlNever (“Controles de armas nunca jamás”) o #LiberalismIsAMentalDisorder (“El liberalismo es una enfermedad mental”). Una persona tuiteó: “Pasafraseando a George Orwell, algunos discursos son más iguales que otros”.

El padre de Shoemaker dijo que ha recibido tantos mensajes de apoyo y amenazas de extraños que vieron las publicaciones virales que está considerando cambiar su número, tal y como reveló a The Independent en Massillon (Ohio). Uno de los números de teléfono antiguos del padre de Shoemaker, así como el número de funcionarios del distrito escolar, han estado circulando en las redes sociales. Un usuario de Twitter destacó al director de Hilliard Davidson, Aaron Cookson, por ser un #BadEducator (“Mal educador”) y un #BadDad (“Mal padre”).

Las huelgas que han tenido lugar en miles de escuelas de todo el país fueron vistas por algunos como políticamente decisivas. Legisladores como el gobernador de Nueva York, Andrew Cuommo, un demócrata, se unieron a los estudiantes para salir de sus aulas y pidieron una legislación de armas más estricta, cantando con los estudiantes, “control de armas ahora”. La vocera de la Asociación Nacional del Rifle (NRA por sus siglas en inglés), Dana Loesch, por otro lado, dijo en el programa Fox & Friends de Fox News que los estudiantes culpaban injustamente a la NRA y al presidente Donald Trump por el tiroteo en la escuela de Florida en lugar de promover escuelas más seguras.

Mientras que las marchas fueron en su mayor parte pacíficas, algunos conservadores señalaron una protesta violenta que tuvo lugar en el Antioch High School en Nashville (Tennessee), donde un grupo de estudiantes arrancó la bandera y la pisotearon, según un video publicado por Fox17. La policía dijo que los estudiantes se subieron a un vehículo patrullero, según WZTV.

La noche anterior a la huelga de su escuela, Shoemaker le dijo a su padre que no estaba seguro de participar en la huelga, y que los funcionarios de la escuela estaban, en algunos aspectos, presionando a los estudiantes para que eligieran un grupo u otro.

El mayor problema, papá, es que no debería haber política en el aula. Quedarme sentado es la respuesta menos intrusiva“, dijo su padre, según The Independent.

Shoemaker agregó que él no era el único estudiante que se sentía de esta manera. Los funcionarios del distrito escolar dijeron que “muy por debajo” de la mitad de la población estudiantil participó en la huelga, pero que la mayoría de los estudiantes estaban “cómodos y seguros” de su decisión de no participar.

Hace unos días, Jacob Shoemaker se quedó sentado en su clase, solo, durante aproximadamente una hora. Una nota garabateada en la notificación de suspensión que le entregaron decía: “El alumno se negó a seguir las instrucciones después de haber sido advertido repetidamente por varios responsables. El estudiante no podrá estar en la propiedad en las siguientes 24 horas“.

“Se quedó en el aula, donde se suponía que debía estar en primer lugar”, dijo el padre de Shoemaker a The Independent. “Es un poco irónico“.

Shoemaker y su padre no pudieron ser contactados de inmediato por The Washington Post.

Si bien las autoridades escolares no pudieron confirmar si Shoemaker fue suspendido por razones de privacidad, Stacie Raterman, vocera del distrito de Hilliard, confirmó a The Independent que la suspensión fue efectiva.

Una declaración en el sitio web del distrito dijo que la huelga no fue diseñada para ser política y no se llevó a cabo de esa manera. En su lugar, estaba destinado a conmemorar a las víctimas del tiroteo masivo en Marjory Stoneman Douglas High School en Parkland (Florida).

Los estudiantes tenían la opción de no participar, pero tenían que ser supervisados, ya que la huelga se llevó a cabo durante el horario escolar, dijeron los funcionarios del distrito.

“No dejamos a los estudiantes desatendidos en el aula. Esta es la misma práctica que implementa nuestro distrito cuando los estudiantes optan por no participar en otros programas o actividades escolares. Brindamos un lugar alternativo supervisado“, señalaron los funcionarios del distrito.

“Hay información inexacta y falsa que circula con respecto a la intención de estas reuniones y los eventos que tuvieron lugar durante una actividad específica en Davidson High School”, dijeron los funcionarios del distrito. “Estas reuniones no fueron eventos políticos, fueron reuniones respetuosas recordando la pérdida sin sentido de los jóvenes“.

Fuente: Un estudiante de EEUU fue suspendido por quedarse en clase y no salir a protestar contra las armas. ¿Qué sucedió en realidad?