Una constelación se juntó para esta mega-producción, que tiene en vilo a incontables fans alrededor del mundo. La cuenta regresiva ya comenzó. ¡Ahí vienen!

¿Les molesta si como mientras me hacen las preguntas? ¡Es que filmé cuatro horas sin parar y tengo mucha hambre!”, arranca diciendo Chris Pratt desde sus más de dos metros de altura (consecuencia de las botas que forman parte del traje de Star Lord), mientras disfruta de un plato de lentejas con verduras y arroz.

No está solo: además de los trece periodistas que lo rodean –entre ellos este enviado especial–, también lo acompaña Mark Ruffalo (Hulk). El simpático Mark apenas respira dentro de un equipo negro de lycra adherido, que servirá de base a la hora de animar digitalmente a su verde y musculosa criatura.

Además anda por ahí Chadwick Boseman, semi-caracterizado como Pantera Negra: apenas le falta la máscara. “Mi profesor de actuación me enseñó que parte de ser actor era, también, devolver algo de adentro tuyo –dice Ruffalo–. Creo que los artistas son los que finalmente siempre hablan por la gente. Stan Lee (Nota de la Redacción: mítico editor de cómics) entiende muy bien el universo de Marvel y sabe que estas películas son sobre los buenos chicos golpeando a los malos, sobre la justicia, sobre la rectitud. Ojalá nuestro mensaje a través de ella les sea de utilidad a otras personas”.

HULK. Ha aparecido en historietas, televisión, cine… El estelar Mark Ruffalo (50, Wisconsin, tres veces nominado al Oscar) es el encargado de llevarlo a la pantalla.

–Lee es el creador de Marvel, la eterna competencia de DC. De chicos, ¿héroes de qué franquicia querían ser ustedes?

-Boseman: Mis favoritos siempre fueron Spiderman y Batman. A este último (ícono de DC) no sé si está bueno nombrarlo (se ríe).
Pratt: En el momento en que comencé a coleccionar cómics, mis amigos y yo pertenecíamos al equipo de Wolverine o al de Punisher (El Castigador). Creo que terminé convirtiéndome en parte del último.
Ruffalo: A mí también me encantaba Wolverine, porque era rudo… y algo petiso (carcajada). Pero además adoraba a Hulk, al que solía ver en la serie de televisión. Me la pasaba en la casa de mis primos, porque tenían cada una de sus revistas.
B: Bueno, convengamos que todos amábamos a Hulk (Chadwick asiente desde su 1.83 m.).

Parece mentira (o fantasía), pero todo esto y más sucede en el Stage 9 de los gigantescos Pinewood Studios de Atlanta, a una hora y media del centro, en la despoblada y cinematográfica zona de Fayetteville, estado de Georgia. Sí, nos encontramos en el laboratorio-set donde se rodaron, ruedan y terminarán de rodar el par de capítulos que compondrán Avengers: Infinity War, película cuya primera parte llegará este 26 de abril, y cuya segunda se estrenará el 2 de mayo de 2019.

CAPITAN AMERICA. Uno de los infaltables, estrella entre los superhéroes de Marvel. El bostoniano Chris Evans, de 36 años, alcanzó fama mundial gracias a él.

En eso estamos cuando aparecen, juntas y a pura jarana, Karen Gillian (Nebula), Elizabeth Olsen (Scarlet Witch) y Pom Klementieff (Mantis). “No puedo reírme mucho, porque se me sale la estructura del maquillaje”, cuenta Gillian. “Ponerme la máscara requiere cerca de tres horas”, aclara, antes de cruzar con sus compañeras unos tragos de café y agua mineral Fiji.

–Además de divertirse, ¿qué hacen con tanto tiempo libre, entre toma y toma?

-Klementieff: Conversamos… (dice la canadiense, maquillada y con sus antenitas y los ojos oscuros que viene luciendo desde Guardianes de la Galaxia).
Olsen: Conversamos, sí, bastante… (se tienta).

–Ustedes lucen un gran poder en Avengers. Un poder que parece haber llegado para quedarse en las mujeres en Hollywood. ¿Cuál es la importancia de tener súper heroínas en el cine?
-Gillian: ¡Es muy importante! Y todas somos realmente solidarias entre nosotras. Estamos emocionadas.
O: ¿Y sabés por qué? Porque hasta ahora no fue nada común ver tantas mujeres en un set.

Al promediar la tarde, con los celulares aún tapados por los stickers oscuros que nos pusieron al ingresar, para asegurarse de que nadie vaya a poder sacar una foto, aparecen juntos Robert Downey Junior (Iron Man), Tom Holland (Spiderman) y Chris Hemsworth (Thor).

Entran sonrientes, relajadísimos y con pocas ganas de hablar en serio. “Esto es un disfrute”, dice Downey Junior con la cara cortada y heridas varias (al mejor estilo Al Pacino en Scarface). Se lo ve con remera camuflada, campera negra de nylon abrigada y un cable que le sale del cuello. “Es un paquete de sonido”, cuenta acerca del adminículo.

IRON MAN. Desde hace una década, Robert Downey Junior (53, Nueva York) viene interpretando a Tony Stark y al poderoso Hombre de Hierro. Imprescindible.

“Estuve usando el traje hasta hace un minuto… Pusieron el micrófono en la parte exterior… Generalmente, cuando te quitan el traje se olvidan de que el micrófono está atado y casi siempre se rompe”, revela. “Todo esto es muy emocionante”, interrumpe Holland con el traje del famoso arácnido puesto y una campera negra de nylon. “Es emocionante ver a los primeros Vengadores y la alineación original, y lo que es ahora… Me encanta lo que hace Kevin Feige (productor estrella de casi todos los filmes de Marvel), porque éste es el trabajo de su vida. Lo veo orgulloso y feliz por lo que ha creado”, afirma.

–El villano de turno es Thanos, interpretado por otro actor notable, como Josh Brolin. ¿Qué puede esperar el público de semejante combinación de talentos, efectos y demás?
-Hemsworth: (Con barba muy larga, atada como una colita debajo de su pera, manifiesta este australiano de casi dos metros desde un sobretodo negro, jogging y borceguíes). Sólo puedo adelantar que en general es la cosa más fuerte que hemos visto. No tengan duda. Thor, por ejemplo, nunca se enfrentó a algo así. Yo lo vivo como una aventura bien emocionante, y estoy seguro de que el público la va a disfrutar de la misma manera.

Juntos, de cara al peligro: Mantis, Star Lord, Ironman, Drax y Spiderman. Irresistible reunión de superhéroes, que promete sacudir la taquilla de todo el planeta.

–¿Cuáles fueron las escenas más riesgosas?

-Downey Junior: Para mí es todo como una larga secuencia repleta de acción y escenas de riesgo.
Hemsworth: Tuvimos que rodar varias escenas de las dos películas juntas. Hemos estado yendo y viniendo; se ha tornado todo bastante agotador.
Holland: Van a sorprenderse: no se trata de una escena en particular. Estuvimos el año entero filmando. Ha sido increíble.

En el medio del set hay dos mesas larguísimas, que serían la delicia de cualquier fan que se precie. Porque allí se encuentra la memorabilia más deseada: más de 30 escudos originales de Capitán América, dos máscaras de Iron Man, fotos, posters, cubremesas, historietas originales, puños de Hulk, hologramas… Varios colegas obnubilados ante tanto merchandising creyeron que se repartiría como souvenirs entre los asistentes de prensa. Pero no: los objetos se sortearán en pos de recaudar fondos para entidades de beneficencia. En el preciso momento de tal debate, ingresa al lugar el más serio del team, Chris Evans (Capitán América), y camina hacia nosotros junto a su perro. “Los animales en general te hacen un poco más abierto a la compasión, la comprensión y la sensibilidad”, señala dentro de su famoso traje, ahora un tanto gastado.

Thanos, el Señor Oscuro, es el villano que aterroriza desde la pantalla grande. El californiano Josh Brolin (50) volverá a ponerse en la piel del temible personaje.

–¿Es confuso cuando se filman dos películas –o dos partes de una misma película– en simultáneo?

–Es un gran desafío. ¡A veces me cuesta recordar qué parte de la trama está transcurriendo!

No hay dudas: ser parte, aunque más no sea por un rato, de este mundo maravilloso enciende la imaginación. Hay que recordar que Los Vengadores (2012) costó 220 millones de dólares y recaudó 1.520.000.000 a nivel mundial. Luego, Los Vengadores: La Era de Ultrón (2015) demandó 250 millones y sumó 1.405.414.000. Se dice que para costear las dos partes de Avengers: Infinity War hubo que desembolsar cerca de 700 millones, una cifra inusitada en la Historia, y que su repercusión, claro, será mayúscula. ¿Alguien lo duda?… Nosotros no.

Por Carlos Alberto Boghossian.

Fotos: Gentileza Disney y Carlos Boghossian.

SEGUÍ LEYENDO:

Lola Latorre (la hija de Yanina y Diego) ¿al Bailando? Su respuesta

Moria Casán vuelve a la conducción, va a competir con Pampita y la trató de ‘descerebradita’

Fede Bal habló de la pregunta que le hizo a Mica Viciconte, que respondió que mataría a Nicole Neumann: “Me pareció gracioso”

Fuente: Un día con los Avengers: con ustedes, las dos películas más caras y con más héroes de la historia