Los bonos argentinos son más rentables, pero a la vez, más “riesgosos” que los norteamericanos.

Un análisis publicado por The Wall Street Journal (WSJ) señaló que cualquier inversor que haya comprado el bono argentino a 100 años al momento de ser emitido en dólares el pasado mes de junio perdió un 2,5% por la caída en el precio del título soberano, pero obtuvo ganancias cuando se incluyen los pagos de cupones.

Cuando Argentina emitió un bono de 100 años el año pasado fue tomado por muchos brokers del exterior como un caso claro de falta financiamiento. “Los inversores difícilmente podrían entusiasmarse con prestar dinero durante un siglo a un país que promedió un incumplimiento (default) cada 25 años desde su fundación. Entonces, ahora que Argentina solicita un rescate de emergencia al Fondo Monetario Internacional, parece que los escépticos tenían razón”, subrayó.

“¿Es correcto? No tanto”, esgrimió WSJ. “Cualquiera que haya comprado el billete argentino de 100 años cuando se emitió, en dólares, en junio pasado, perdió un 2,5% por la caída en el precio, pero obtuvo ganancias cuando se incluyen los pagos de cupones. Por el contrario, la compra de los bonos del Tesoro de EEUU a 10 años o más al mismo tiempo habría perdido dinero, con un descenso de 7,1% (en el precio) y un cupón no suficiente para compensar”, evaluó el artículo.

SEGUÍ LEYENDO:

La suba de tasas en EEUU ensombrece el panorama para la deuda argentina

Para el Gobierno, emitir deuda a 100 años es muestra de “prudencia y responsabilidad”

El FMI volverá a revisar las expectativas de crecimiento para Argentina

El cupón del bono de Argentina en dólares a 100 años ha compensado con creces la caída en los precios desde la emisión, a diferencia de los bonos del Tesoro de Estados Unidos.

“Es fácil decir que solo un idiota compraría esto, pero puedes hacer dinero decente con estas cosas”, opinó Paul McNamara, director de inversiones para deuda de mercados emergentes de GAM International Management, parte de holding suizo GAM.

Los inversores que rechazaron incorporar bonos de Argentina a sus carteras tenían razón en que el país era mucho más riesgoso que Estados Unidos. Lo que lamentaban, al menos hasta ahora, era que los capitales que apostaron por esta inversión fueron muy bien recompensados por ese riesgo asumidos. En tanto, los compradores de Treasuries (o Treasurys) norteamericanos apenas fueron recompensados por los riesgos sustanciales pero ocultos que estaban tomando.

Los inversores no se entusiasmaban con prestar dinero a un siglo a un país que promedia un default cada 25 años

WSJ afirmó que “Argentina ha estado tratando de volver a ponerse en pie después de que la gestión catastrófica de Cristina Kirchner finalizó hace tres años, y ha logrado un gran progreso. Pero la percepción de que el presidente de centroderecha Mauricio Macri estaba retrocediendo, combinado con el gran déficit en cuenta corriente y las bajas reservas de divisas extranjeras, dejó a Argentina vulnerable a la reciente depresión en el sentimiento hacia los mercados emergentes”.

“Un dólar en alza genera preocupaciones sobre los países con grandes déficit de cuenta corriente, y Argentina está más expuesta, junto con Turquía”, apuntó el artículo.

Por la caída de precios de los títulos públicos argentinos, quien hoy compra un “bono del siglo” obtendrá un rendimiento de 8,1% anual en dólares, por encima del 7,9% de la emisión hace poco menos de un año. “Es una prima sustancial frente al 3,1% disponible con el bono del Tesoro de EEUU a 10 años o el 3,2% de uno a 30 años”, comparó WSJ.

SEGUÍ LEYENDO:

“Lagarde nos pidió que cerremos el acuerdo rápido”, aseguró el vocero del FMI

Dos a quererse: Macri y el FMI

El Gobierno negociará con el FMI cómo bajar más rápido el déficit fiscal

Los inversores sensatos compran activos que ofrecen una recompensa decente por el riesgo asumido. En el caso de los bonos en dólares de Argentina, comparar la recompensa por diferentes supuestos de riesgo es bastante simple.

“Tomará un poco más de 12 años para los tenedores de bonos argentinos recuperar su dinero mediante cupones, la medida básica del mercado de bonos conocida como duración (duration), que también incluye el pago final al vencimiento. Si su mejor suposición es que pasarán 20 años hasta que Argentina vuelva a incumplir, Usted esperará recuperar su dinero y obtendrá además ocho años de cupones al 7,125% anual“, resaltó el análisis. Es “más de lo que obtendría en un bono del Tesoro con vencimiento en 20 años y con la perspectiva de recuperarlo”, comparó.

“Por supuesto, si Usted piensa que Argentina tardará menos de 12 años hasta su próximo default, entonces el rendimiento sigue siendo demasiado bajo para considerar que los bonos valen la pena, salvo una recuperación rápida del incumplimiento”, concluyó el artículo escrito por James Mackintosh.

Fuente: The Wall Street Journal destaca la rentabilidad del bono argentino a 100 años