El fabricante de autos eléctricos Tesla despedirá a miles de personas, el 9% de la plantilla, en un intento por reducir costes y hacerse rentable sin poner en peligro el refuerzo de su producción más destacada, la del sedán Model 3. La medida supondrá la salida de unos 3.600 de los algo más de 40.000 trabajadores de la empresa.

En un correo electrónico que fue enviado a la plantilla, el presidente ejecutivo, Elon Musk, dijo el martes que los recortes forman parte de una simplificación de la estructura de gestión de Tesla prometida el mes pasado.

El crecimiento duplica empleos

“Tesla ha crecido y evolucionado rápidamente en los últimos años, lo que ha resultado en una cierta duplicación de roles y algunas funciones de trabajo que, si bien tenían sentido en el pasado, son difíciles de justificar hoy”, argumentaba Musk.

“Como parte de este esfuerzo, y la necesidad de reducir costes y convertirnos en rentables, hemos adoptado la difícil decisión de dejar partir a cerca del 9% de nuestros colegas en la compañía”, señaló el correo electrónico.

El Model 3 no está en peligro

“Estos recortes se realizaron casi por completo de entre nuestra plantilla asalariada pero fueron incluidas personas asociadas a la producción, así que esto no afectará a nuestra capacidad de alcanzar los objetivos de producción del Model 3 en los próximos meses”, agregó.

Tesla está intentando lograr producir 5.000 unidades por semana de su Model 3, tras afrontar problemas iniciales en el proceso. La semana pasada, Musk dijo que la automotriz debería cumplir su objetivo para finales de junio.


FUENTE