Con la mira puesta en la reunión de presidentes del G20 que se hará en noviembre en la Argentina, Mauricio Macri tiene previsto desplegar en los próximos meses toda una agenda internacional de viajes a Canadá, Sudáfrica, Paraguay y México para consensuar de antemano la agenda internacional que se dará en Buenos Aires.

La invitación del presidente de Canadá, Justin Trudeau, para que Macri participe de la reunión del G7 -los siete países más industrializados- en Quebec como observador, en junio, en su condición de organizador del próximo G20, es apenas una de las paradas que tiene previstas en la agenda el presidente argentino.

No está claro aún que Macri pueda asistir a todas las invitaciones que le hicieron como presidente del G20 pero la intención del jefe de Estado es tratar de ir a la mayor cantidad de esos encuentros. Eventualmente, evalúan en el Gobierno, podrían concurrir el jefe de Gabinete Marcos Peña o el canciller Jorge Faurie en representación de Macri si hiciera falta o la agenda no permitiera tantos viajes juntos.

“La intención de viajar a Canadá para sumarse a la reunión del G-7 donde participan Alemania, Canadá, Estados Unidos, Francia, Italia, Japón y el Reino Unido es escuchar los temas que allí se traten y cuáles son los ejes de discusión que se esperan para la reunión del G20”, explicó a Infobae un encumbrado funcionario de la Cancillería que está abocado a la organización de la reunión de presidentes de noviembre en Buenos Aires.

En la reciente reunión bilateral que Macri mantuvo con Trudeau en la Cumbre de las Américas de Perú, el presidente canadiense le propuso a su par de la Argentina sumarse como observador en los debates de ese cónclave de la alta diplomacia mundial y participar de los debates. La idea es que Macri escuche en Quebec los planteos que hay en la agenda internacional para lograr incorporar esos temas en el G20 a fin de alcanzar una agenda consensuada en Buenos Aires.

(Presidencia)

A su vez, el presidente de México Enrique Peña Nieto invitó a Macri a la cumbre de presidentes de la Alianza del Pacífico que se hará en Monterrey el 6 y 7 de julio. Si bien Colombia, Chile y Perú, que integran la Alianza del Pacífico no formarán parte del G20, el presidente Macri quiere escuchar sus voces para sumar el interés regional a la agenda de los 20 países más grandes. México, que es parte del G20, quiere también imponer temas de sus socios de la Alianza del Pacífico.

Algo similar ocurrirá en la cumbre del Mercosur que se dará a mediados de junio en Paraguay donde Macri buscará llevar allí un abanico de propuestas de las cuales compartirá en noviembre en el G20. Entre los temas que la Argentina quiere instalar en la cumbre de Buenos Aires está la inclusión social en la innovación tecnológica y el tema de la educación para el trabajo. Pero Macri está dispuesto a oír las voces de sus pares de la región para sumar a la agenda internacional del G20.

En esta misma línea, hay en carpeta una invitación a Macri para una reunión de los BRICS, el bloque que integran Brasil, India, Rusia, Sudáfrica y China. Los presidentes de estos países se reunirán en julio en Sudáfrica y ya invitaron a Macri a formar parte de sus deliberaciones como observador y presidente temporal del G20.

Varios de los países que integran los BRICS forman parte del G20. Pero de todas maneras la intención de la Argentina es escuchar también en ese ámbito los reclamos y temas que se reiteren para poder incorporarlos a la agenda de Buenos Aires.

“No queremos que se arme una agenda del G20 en la que los presidentes que vengan se desayunen con temas sorpresa sino que haya ejes de discusión previamente acordados“, sintetizó ante Infobae un funcionario del Gobierno al evaluar la estrategia que tiene prevista Macri para llegar a la reunión cumbre de noviembre.

La foto oficial de los presidentes en la VIII Cumbre de las Américas (Presidencia)

En el medio de todos estos viajes a los que está invitado el presidente argentino no se descartan otros efectos propios de la diplomacia de los que hará uso Macri. Por ejemplo, en la cumbre de la Alianza del Pacífico el presidente argentino buscará reiterar su mensaje tendiente a avanzar con un acercamiento entre ese bloque y el Mercosur para lograr un acuerdo de libre comercio en el futuro.

También se espera que en varios de estos viajes y cumbres presidenciales se puedan dar reuniones bilaterales de Macri con sus pares de otros países. Por lo pronto, quedó pendiente un encuentro de Macri con Donald Trump en la Cumbre de las Américas en Perú el fin de semana pasado. Esa reunión, que fue pedida por la diplomacia norteamericana, finalmente no se pudo dar por el conflicto de Siria. Lo mismo ocurre con la primer ministro de Gran Bretaña, Theresa May, que iba a reunirse con Macri el año pasado en la cumbre del G20 en Hamburgo y finalmente el encuentro no se pudo hacer por problemas de agenda.

SEGUÍ LEYENDO:

Los 10 mayores retos que enfrenta Macri en su relación con el mundo

Fuente: Sudafrica, Canadá, Paraguay y México: los viajes que prepara Macri para consensuar la agenda del G20