El Ferrari robado en la estación de servicio donde fue encontrado por la policía de California

Un hombre se camufló entre los empleados de un centro de servicios de Newport Beach en Costa Mesa, California. Vestía un uniforme similar al de los operarios que reparaban deportivos Ferrari y Maserati. Penetró en un espacio reservado y encontró que las llaves de un Ferrari 458 Spider estaban disponibles en el interior del vehículo. Lo robó el 18 de octubre. Dos semanas después fue arrestado mientras pedía dinero para cargarle nafta a un automóvil de un valor de 340 mil dólares.

Es el resumen de la aventura de Israel Pérez Rangel, de 38 años y oriundo de Santa Ana, California. Policía local fue reportado por una escena curiosa en una estación de servicio de East Dyer: el conductor de un Ferrari solicitaba dinero y parecía no saber cómo cargar combustible. En los catorce días que tuvo el vehículo condujo 22 mil kilómetros hasta que se quedó sin dinero para alimentar su motor 4.5 V8 de inyección directa.

Su interior estaba muy descuidado, con materiales rotos, suciedad y el cuero descuidado

El estado del deportivo era precario. El emblema de la marca había sido extirpado del propulsor y de la piel en un sacrilegio descarado, las levas de cambios en el volante estaban destruidas y la caja de velocidades, gravemente dañadas, parte de la carrocería presentaba visibles rasgos de maltrato y en su interior reinaba el desastre. El propietario denunció haber hallado rastros de drogas y vómito en el habitáculo. Los daños estimados representaban 50 mil dólares en reparación.

Do Not Trust FERRARI NEWPORT BEACH SERVICE CENTER with Your FERRARI or MASERATI ! Ferrari 458 Italia Spider 2015 Gets STOLEN & DESTROYED Because of Ferrari Newport Beach Dealership’s Service Center’s GROSS NEGLIGENCE ! The Service Center Left The Keys in The Car ! On Wed, Oct 18th 2017 a career-criminal wearing a Ferrari coat walked all over the lot of Ferrari Newport Beach Service Center on Redhill in Costa Mesa. He then walked through the employee area, into the lobby past the receptionist. The 458 Italia was inside the building next to the Service Center Offices with the keys sitting on the seat. The thief saw the keys, jumped in and drove away. No one noticed him or the car. The Thief Went Joy-Riding in The Car for 27 Hours Before The Service Center Knew It Was Missing. When We Went to Pick it up No-One Knew Where it Was ! The Thief Drove The Car for 2 Weeks & 1400 Miles Before He Was Busted, Smoked Meth In The Car, Ripped The Interior Apart, Tore The Paddle Shifter Off Like an Animal ! Don’t Give Your Money To This Dealer ! No Customer Service At All ! Pathetic The GM offered A New 2018 Ferrari 488 Spyder at MSRP (Full Price) and will Deliver it in 6 Months if It was ordered within 11 days ! Awesome ! You Can Now Buy a New Car for $80,000 – $100,000 more including Tax After They Let This Car Be Destroyed ! Or The Choice of a Used Car that has been consigned to them at a Discount, or They Would Try to Find a Similar 458 at Their Cost ! They Suck ! This is The Worst Customer Service I have Ever Experienced in my Life !

A post shared by Eadweard York (@eadweardyork) on

“Después de huir del vehículo, el sospechoso fue arrestado detrás de los arbustos en la entrada del Holiday Inn”, notificó Anthony Bertagna, portavoz del Departamento de Policía de Santa Ana, en diálogo con los medios locales. Pérez Rangel se reconoció inocente de los cargos que se le imputan. Pero su prontuario lo incrimina. Posee un extenso historial delictivo: robo de automóvil, vandalismo, resistencia a la autoridad, posesión de drogas, posesión de un arma mortal, asalto a mano armada, evadir un oficial de paz con una maniobra imprudente, comprar o recibir un vehículo o equipo robado, denuncias de robo de más de 200 mil dólares, de acuerdo con los registros judiciales que publica el medio The Angeles Times.

El emblema del Cavallino Rampante fue sustraído de la carrocería y el motor

El robo del Ferrari fue denunciado al día siguiente -27 horas después del hecho- cuando la propietaria Susan Friedman fue a recoger la unidad al centro de reparaciones y nadie sabía qué había sucedido con el vehículo. El video de vigilancia demostró que Pérez Rangel lo había robado vestido con la misma indumentaria que los trabajadores del lugar.

La cola del deportivo en el lugar donde fue arrestado Israel Pérez Rangel

La mujer, pareja del prestigioso fotógrafo estadounidense Eadweard r. York, presentó la denuncia a la compañía de seguros y con el dinero de la indemnización se compró un Lamborghini Huracán cero kilómetro, antes de que recuperaran en una situación insólita su Ferrari 458 Spider modelo 2015. El deportivo del Cavallino Rampante fue lanzado en 2011. Se trata de un modelo derivado del 458 Italia: es un convertible con techo rígido que mantiene el nivel de confort y el sentido de deportividad de la versión original.

LEA MÁS:

70 años de Ferrari en cuadros: el homenaje del artista digital Alejandro Vigilante a la historia del Cavallino Rampante

Fuente: Robó un Ferrari de 340 mil dólares y lo arrestaron mientras pedía dinero para cargar nafta