El secretario de personal Rob Porter le entrega un documento al presidente estadounidense Donald Trump (Reuters/Jonathan Ernst/archivo)

Uno de los asesores más importantes del presidente Donald Trump en la Casa Blanca renunció el miércoles a su cargo, después de que sus dos ex esposas lo acusaran de violencia doméstica.

El secretario de personal Rob Porter dijo en un comunicado por escrito que las acusaciones publicadas esta semana son escandalosas y simplemente falsas. Porter añadió que las fotografías publicadas de sus ex esposas —en las que una parece tener un ojo morado—  se “dieron a los medios hace casi 15 años, y la realidad tras ellas ni siquiera se acerca a lo que se está describiendo”.

En su comunicado añadió que no seguiría peleando en público una campaña coordinada de desprestigio, y que dejaría la Casa Blanca tras un período de transición.

Las ex mujeres de Porter describieron abusos físicos, verbales y emocionales durante sus respectivos matrimonios.

La ex esposa de Porter Colbie Holderness muestra los golpes que había recibido por su ex marido en una foto publicada por el Daily Mail

La ex esposa de Porter Colbie Holderness dijo al DailyMail.com que su ex pareja la estranguló y le pegó puñetazos durante los cinco años que estuvieron casados.

Los artículos publicados por el diario británico incluían imágenes de Holderness con un ojo magullado, que según dijo le había causado Porter tras pegarle un puñetazo en el rostro durante unas vacaciones en Italia.

La ex esposa de Rob Porter Colbie Holderness muestra los golpes que había recibido por su ex marido en una foto publicada por el Daily Mail

La segunda esposa de Porter, Jennifer Willoughby, también describió para DailyMail.com cómo Porter la arrastró una vez desnuda y mojada desde la ducha para gritarle. Ella pidió una orden de alejamiento.

Holderness y Willoughby no han hecho comentarios luego de la publicación en el medio británico.

Jennifer Willoughby (Facebook)

Porter, de 40 años, ha trabajado con el jefe de despacho de la Casa Blanca John Kelly para controlar el flujo de información al presidente.

Había ganado influencia en los últimos meses y se lo ha visto a menudo con Trump durante viajes del presidente y cuando el mandatario firmaba proclamaciones o leyes.

Ayudó a elaborar el bien recibido discurso sobre el Estado de la Unión y se lo ha reconocido a nivel interno por ayudar a reducir diferencias en una Casa Blanca marcada por las rivalidades, así como su asistencia para aprobar leyes de forma más eficiente.

En nuestra sociedad no hay lugar para la violencia doméstica

(John Kelly)

Porter, apreciado en la Casa Blanca, perdió apoyos internos cuando se publicaron las fotos. Pero incluso entonces, Kelly lo instó a quedarse, según un funcionario de la Casa Blanca que habló bajo condición de anonimato para comentar discusiones internas.

El miércoles por la noche, Kelly publicó un comunicado indicando que “nuevas acusaciones” lo habían hecho cambiar de opinión y que allí no hay lugar para la violencia doméstica. No estaba claro a qué nuevas acusaciones se refería.

(Con información de AP)

LEA MÁS:

La demócrata Nancy Pelosi rompió el récord del Congreso de EEUU: habló más de 8 horas sobre los dreamers

Rusia penetró el sistema electoral de EEUU, confirmó la jefa de ciberseguridad norteamericana

EEUU: los líderes del Senado llegaron a un acuerdo para elevar los topes presupuestario por dos años

Fuente: Renunció uno de los asesores más importantes de la Casa Blanca acusado de violencia doméstica contra sus dos ex esposas