Una experta legal explica qué debes hacer si tu amante estira la pata mientras estás en plena acción.

En estos días, los beneficios del sexo se aceptan universalmente: reduce el estrés, fortalece tu sistema inmunológico, ayuda al control de la vejiga femenina y a la salud de la próstata. El sexo se ha convertido en una bala de plata en nuestra cultura. Pero de todas las maneras en que el sexo puede tener un impacto positivo en nuestras vidas, no es tan extraño que la gente muera en plena actividad.

Los estudios han vinculado el ejercicio de una buen sexo a un mayor riesgo de ataque cardíaco o derrame cerebral, especialmente entre los hombres. El riesgo aumenta para los hombres con problemas de disfunción eréctil, y tal vez incluso más cuando existen infidelidades. Tomad como ejemplo a William Martinez, un policía de 31 años de Lawrenceville, Georgia, que murió en 2009 debido a problemas del corazón mientras tenía un trío extramarital con un hombre y una mujer en un motel.

Otras veces las personas mueren debido a sobredosis vinculadas al sexo u otras complicaciones relacionadas con drogas. En algunos casos, son drogas legales, como en el caso de Sergey Tuganov, que murió en 2009 a los 28 años después de consumir un poco de Viagra y tener un maratón sexual de 12 horas con dos mujeres. Las drogas ilegales pueden ser igual de letales, como cuando el médico australiano de 43 años Suresh Nair ofreció a dos trabajadoras sexuales en 2009 tanta cocaína que murieron durante su encuentro. Otros mueren por accidente. Algunos casos son absurdos, como el subgerente de un club en San Francisco que activó un ascensor bajo un piano sobre el que estaba teniendo sexo y quedó aplastado entre el instrumento y el techo en 1983. Mientras tanto, algunas muertes accidentales están vinculadas al sexo violento o a las prácticas de BDSM, como el fallecimiento de Gordon Semple, un policía británico de 59 años que murió en 2016 durante una sesión de Grindr en la que Stefano Brizzi, de 50 años, se sentó en su cara y apretó la correa alrededor de la garganta del oficial, a petición suya, mientras se encontraba atado e inmovilizado.

Como sugiere la infamia de estos casos, la muerte durante el sexo no es común. Esa rareza es probablemente la razón por la que amamos las historias morbosas al respecto, incluso si son falsas. Probablemente también sea el motivo de que difundamos historias descaradas que no han sido confirmadas sobre la muerte de personajes famosos mientras practicaban algún tipo de actividad sexual; desde los papas en la época medieval hasta los políticos de mediados del siglo XX. Sin embargo, es probable que el fallecimiento durante el sexo no se notifique con frecuencia. Algunas estimaciones indican que las muertes anuales relacionadas con problemas de salud durante el sexo llegan a miles de casos.

Sin embargo, aunque nos encanta hablar sobre ello, no está claro qué tipo de repercusiones legales podrías enfrentar o qué debes hacer si un compañero se muere a la mitad del coito. A veces, cuando se cuentan estas historias, no parecen gran cosa: la madre de Matthew McConaughey habló en su biografía I Amaze Myself del ataque cardíaco que sufrió su marido durante el sexo, como si fuera una mera nota al pie. Las autoridades no acusaron a nadie cuando en 2011 un hombre de Ohio murió sofocado por una mordaza en una sesión de BDSM. Una mujer canadiense fue acusada de homicidio involuntario cuando su pareja murió durante un presunto acto sexual en 2007 y por lo menos dos adolescentes fueron acusados de haber estrangulado a sus parejas durante un acto de sexo violento supuestamente consensuado en 2014.

Con la intención de aprender más sobre la responsabilidad cuando un compañero muere durante el sexo, contacté a Kristina Dolgin, directora ejecutiva de Red Light Legal, un grupo que ofrece asistencia legal a las trabajadoras sexuales. Dolgin nos habló sobre qué contextos suelen desencadenar algún tipo de investigación legal y sobre los pocos pasos que hay que tomar para manejar dicha eventualidad.

VICE: ¿Cuándo es probable que alguien se enfrente a una investigación legal o a cargos si su pareja sexual muere?
Kristina Dolgin: No creo que nadie sepa definitivamente. Pero cuanto más se parezca la relación a lo que se espera tradicionalmente: personas que están casadas, que tienen una familia nuclear, donde no hay ningún tipo de sospecha de actividad sexual extramarital, ni de prácticas BDSM. Creo que esos casos corren menor riesgo de ser procesados.

Casi todo se reduce al acuerdo que tengas con la pareja pero también a cómo se ve dicho acuerdo desde el exterior. Cuanto más tabúes y riesgosos sean los comportamientos, más gente querrá verlos como algo a lo que hay que temer.

¿Qué grupos de personas tienen el mayor riesgo legal cuando alguien muere en un acto sexual?
Te enfrentas a un riesgo mayor cuando se trata de una transacción pagada… y si es obvio que había algún tipo de actividad criminalizada. Incluso si no fue la causa [y alguien murió debido a un ataque cardíaco debido al esfuerzo o algo parecido], si en una sesión de sexo hubo uso de drogas o BDSM pesado, hay estigma o discriminación que podrían atribuir una causa incluso si no hay relación.

Cuando la gente en general se enfrenta a un cargo de asesinato, tiene que pasar por muchos obstáculos. Nuestro sistema legal está configurado para ir a la contra. Y si eres parte de una población que está criminalizada y demonizada a nivel moral, esa batalla para limpiar tu nombre de un crimen es mucho más difícil.

¿Qué tiene que recordar la gente si alguien muere debido a una sobredosis?
En California tenemos leyes del buen Samaritano específicamente… destinadas a alentar a la gente a buscar atención médica de emergencia para víctimas de sobredosis. Esto protege a la persona que experimenta la sobredosis y a la persona que busca tratamiento médico… por cargos como estar bajo la influencia o en posesión de una sustancia controlada o parafernalia.

Pero esta ley no protege contra nada más. Si es alguien que realiza un trabajo sexual y quiere llamar al 911 porque su cliente está experimentando una sobredosis, todavía están expuestos a cargos de prostitución. En estos escenarios, estás a merced de lo que los fiscales u otras fuerzas del orden quiera hacer contigo. Hay mucha subjetividad. La aplicación de la ley tiene grandes poderes discrecionales. Pueden elegir arrestar a alguien o no en cualquier escenario dado.

No pretendo decir que la gente no debería llamar al 911, pero existe ese riesgo que luego se contrapone con el riesgo de perder una vida.

Estás a merced de lo que los fiscales u otras fuerzas del orden quiera hacer contigo. Hay mucha subjetividad.

¿Qué pasa cuando tu pareja muere debido a algún accidente, especialmente vinculado al sexo violento, posiciones complicadas, o prácticas más extremas y potencialmente peligrosas de BDSM?
En California, como en muchos estados, en realidad no puedes consentir legalmente a lo que se considera agresión o tortura. No todos los casos donde haya golpes o latigazos pueden ser motivo de arresto porque los policías no suelen ver lo que está pasando en el dormitorio. Pero cuando los fiscales y la policía hacen una búsqueda en el dormitorio y dicen: “Oh, es una actividad BDSM que podemos usar como la causa de la muerte de alguien”, esa actividad particular —golpes, azotes, ahogamiento, o actividades que involucren sangre— es vista como una práctica inherentemente peligrosa, aunque el 99 por ciento del tiempo no sucede nada malo. Pero hay un precedente general en California y en otros estados de que es algo malo y peligroso, por lo que es realmente fácil para los tribunales y los fiscales atribuir la causa a esa actividad en particular.

Así que una pareja promedio podría enfrentar alguna acción legal si uno de ellos muere durante una sesión de sexo violento. ¿Qué más puede provocar que haya una investigación cuando alguien muere en un contexto vainilla?
Que alguien quiera llevar a cabo una investigación. Si hay un miembro de la familia que pudiera recibir una herencia más grande, si uno de los miembros de la pareja fuera sacado de un testamento o le negaran ser el beneficiario del seguro, esas cosas son factores también.

¿Cómo puedes minimizar tu riesgo de responsabilidad, ya sea en una relación transaccional o no?
Asegúrate de que estar en una situación donde no haya riesgo de muerte, si puedes evitarlo.

Obviamente, todos deseamos eso. No queremos que nuestras parejas mueran. Pero el peligro es más alto para quienes pertenecen a la industria del sexo. Para algunos trabajadores sexuales, [evitar el riesgo es] más fácil que para otros.

Una buena medida es tener entrenamiento de RCP —especialmente si realizas prácticas de BDSM— o llevar contigo NARCAN, en caso de una sobredosis de opiáceos. Porque nunca sabes quién va a pasar por la puerta. Toda la gente usa todo tipo de drogas. Y si puedes, pregúntale a la gente sobre sus condiciones médicas para que puedas medir el nivel de riesgo al que deseas enfrentarte. Si alguien tiene problemas de corazón, trata de hacer algo que requiera menos esfuerzo de su parte.

¿Saber sobre las causas potenciales de la muerte de alguien te expone a una mayor responsabilidad? Creo que sería especialmente difícil absolver a alguien en una relación a largo plazo.
Absolutamente. Eso tendría un impacto en el tribunal, porque el conocimiento de que esa persona tuviera problemas médicos como resultado de la actividad BDSM u otra cosa podría afectarte.

En el momento en que alguien muere, antes de saber cómo van a tratarte e independientemente de quién seas –una pareja tradicional o un trabajador sexual–, ¿qué debes hacer?
Si hay cosas que pueden ser rastreadas, no debes destruir la evidencia. [Si te llaman o te contacta la policía], no accedas a que realicen una búsqueda. Pide un abogado. Diles que invocas tu derecho a permanecer en silencio.

Y si te acusan de algo de inmediato o posteriormente, ¿qué debes hacer?
En algunos casos, realmente no hay muchas cosas que los trabajadores sexuales puedan hacer cuando se enfrentan a estos cargos, ya sea homicidio involuntario o cargos de homicidio directo.

Pero enfréntate a estos cargos. Encuentra recursos que te ayuden a hacerlo, ya sea encontrar un grupo o reunir a familiares y amigos para apoyarte. Al final, el 95 por ciento de los casos no van a juicio. Pero el precedente para este tipo de cosas puede cambiar si más gente va al tribunal para defenderse. Así que si puedes no aceptes las acusaciones de inmediato.

Publicado originalmente en VICE.com

Fuente: Qué hacer si tu pareja muere mientras tienes sexo