La baja será entre el 1 y el 2 por ciento en supermercados y autoservicios. Impactan la devaluación, las paritarias por debajo de la inflación y el costo del financiamiento. 
FUENTE