Están en US$ 27.156 millones. Los depósitos en pesos permanecen estables. La fuga de divisas se financió con Lebacs.
FUENTE