El economista insistió con que Argentina tendrá que salir nuevamente al mercado de capitales para financiarse. 
FUENTE