Dura respuesta del radicalismo: “Los argentinos necesitan seriedad, no un stand up permanente”.
FUENTE