Los mercados de Nueva York hilvanaron dos jornadas en alza.

Ahora las tasas de interés norteamericanas se elevaron a entre 1,50 y 1,75% anual. De esta manera, los fondos federales tendrán una tasa efectiva de 1,63%, la más alta de los últimos 10 años. Para los observadores de Wall Street, que vieron subir más de 2% el petróleo, este fue el mejor panorama posible.

Los bonos del Tesoro bajaron su rendimiento a 2,88% y el año no terminará con tasas tan elevadas como se esperaban.

Si a esto se le suman las grandes posibilidades de que la Argentina no se vea afectado por los aranceles al acero y al aluminio, se entenderá el cambio de humor de los inversores locales y por qué el Banco Central esta vez tuvo que intervenir con apenas USD 24 millones para evitar la suba de los precios de la divisa. Fue la segunda baja consecutiva.

De esta manera, el dólar en bancos y casas de cambio subió 6 centavos a $20,60. En cambio el “blue” alcanzó $21, pero en ningún momento pudo perforar ese techo.

En la plaza mayorista, el dólar “hoy” con negocios por USD 810 millones negociados, abrió a $20,36 millones, pero a las 10.15 bajo a $20,295 para cerrar comprador a $20,26, casi al mismo precio que el día anterior.

El tipo de cambio para el comercio exterior se estabilizó en $20,26 por unidad

Repunte de las reservas

Las reservas subieron USD 55 millones, a USD 61.614 millones, ayudados por la ganancia de USD 50 millones por la variación del dólar frente al euro y la suba de bonos soberanos.

La única salida -además de los USD 24 millones con los que intervino en el mercado de cambios- fueron el pago de 5 millones a organismos internacionales.

Por otro lado, Federico Sturzenegger el titular del Banco Central fue meticuloso para neutralizar parte de la expansión monetaria que significó no poder renovar todos los vencimientos de las Lebac.

El Presidente del Banco Central Federico Sturzenegger atenuó la liberación de fondos que provocó la cancelación de Lebac (Patricio Murphy)

Una parte del dinero que debió haber emitido se contrajo por la venta de dólares en el mercado cambiario. Allí sacó del mercado $487 millones.

Por otra parte colocó en pases y Leliq por $55.272 millones lo que hicieron que la emisión neta fuera de $31.729 millones, provocada por la importante baja en el stock de Lebac.

Más interés por los bonos de la deuda pública

En el mercado de títulos de la deuda, se negociaron $16.480 millones, un volumen que es 50% superior al que se venía operando.

El Bonar 2024, el bono en dólares de referencia, sumó 0,30% de ganancias, mientras que los Bonos del Tesoro de corto plazo se mantuvieron equilibrados. Lo más notable fue el título que vence en 2026 que aumentó casi uno por ciento.

La Bolsa tuvo una buena rueda, pero faltó el ingrediente más importante: el crecimiento del monto de negocios. El volumen sigue estancado alrededor de los $600 millones, la mitad de lo que se negociaba hasta enero.

El Merval tuvo su segunda suba consecutiva. El índice de las líderes aumentó 1,80% ayudado por la suba del petróleo en el mundo y las buenas noticias del exterior.

El Merval tuvo su segunda suba consecutiva. El índice de las líderes aumentó 1,80% ayudado por la suba del petróleo

El conflicto con Siria está influyendo en el precio del crudo y los inversores toman posiciones allí. Por eso Petrobras avanzó 6,02%, Tenaris 4,02% e YPF 3,01%, fueron las más beneficiadas.

La posibilidad de que Estados Unidos exima a la Argentina de aranceles al acero y el aluminio hizo que Aluar subiera 6,02% y Siderar, 4,41 por ciento.

El mercado ahora tiene nuevos motivos para cambiar las carteras y aflojar su enamoramiento del dólar.

Seguí leyendo:

El Banco Nación y el Banco Central remarcaron la importancia de la inclusión financiera después del G20

La economía creció 3,9% en el último trimestre de 2017 impulsada por la inversión en máquinas y construcción

Argentina acumuló 14 meses con déficit comercial

Fuente: Mejores noticias del resto del mundo cambiaron el humor de los inversores en la Argentina