Mauricio Macri (Nicolás Aboaf)

Con las ausencias significativas de Donald Trump y Nicolás Maduro, el tema corrupción como eje de debate justo cuando Lula Da Silva acaba de ir preso en Brasil y bajo la marcada intención de lanzar una nueva embestida contra el régimen de Venezuela, el presidente Maurico Macri llegará hoy a Lima para participar de la VIII Cumbre de las Américas.

El presidente partirá hoy a las 14.30 rumbo a Perú en el Tango 04 con una reducida comitiva y lo espera en Lima una nutrida agenda de reuniones bilaterales y uno de los mayores desafíos de su mandato: posicionarse como líder regional del Mercosur ante un Brasil alicaído en una profunda crisis política.

“Tenemos muchas expectativas de sacar provecho para la Argentina en la Cumbre de las Américas”, dijo ayer a Infobae el canciller Jorge Faurie.

Macri llega a un Perú convulsionado ya que hace menos de un mes renunció el presidente Pedro Pablo Kuczynski acorralado por graves denuncias de corrupción y en su lugar asumió el primer vicepresidente, Martín Vizcarra.

De allí que en el eje de discusión central de la cumbre estará presente el tema de la lucha contra la corrupción. La reciente detención de Lula Da Silva y el caso Kuczynski obligarán a los presidentes de la región a dar respuestas a este dilema de la corrupción en el poder que corroe desde hace tiempo a buena parte de la dirigencia latinoamericana.

Macri llegará a Perú hoy por la tarde y su firme intención es dar un mensaje de transparencia y cambio de políticas en la Argentina. La reciente detención del ex gobernador de Jujuy, Eduardo Fellner, precisamente acusado también por causas de corrupción, sumado a todos los casos judiciales que persiguen a Cristina Kirchner, le ofrecen a Macri un margen de maniobra para dar muestras de que la lucha contra la corrupción es posible en la Argentina más allá de que la Justicia funcione a paso lento y la ciudadanía reclame mayor celeridad en los fallos como quedó demostrado en la marcha de ayer en los Tribunales para exigir jueces más independientes.

En este sentido, el canciller Faurie dijo que “la situación de hechos de corrupción que se vieron recientemente en la región han generado un fuerte impacto y ello requiere que los presidentes den respuestas con políticas de transparencia y mayor control“.

También el presidente argentino buscará en la Cumbre de las Américas exponer una renovada crítica a Venezuela por la falta de libertades y la crisis humanitaria que tiene sumergido el régimen de Maduro al pueblo venezolano.

Claro que a Macri le faltará su aliado natural para encarar estas críticas a Venezuela como es Donald Trump.

Macri y Trump durante la última visita del presidente argentino a los Estados Unidos

“La Argentina insistirá en exigir desde este foro de presidentes que Venezuela convoque cuanto antes a elecciones libres y transparentes al mismo tiempo que se restablezclan allí las libertades”, expresó Faurie. Así, el canciller argentino dejó planteado que en la Cumbre de las Américas se buscará rechazar las elecciones previstas por Maduro por ser “poco transparentes, con una oposición que carece de representación y ajenas a los parámetros de una democracia”.

Macri tendrá una corta estadía en Lima -regresará el sábado por la mañana- pero ello será suficiente para encarar los debates de la cumbre y una nutrida agenda paralela de reuniones bilaterales.

En Lima lo espera a Macri un encuentro con el vicepresidente de Estados Unidos, Mike Pence; con el premier de Canadé, Justin Trudeau; el presidente de Colombia, Juan Manuel Santos y con el senador norteamericano republicano Marco Rubio.

Según pudo saber Infobae, en la reunión con Pence Macri abordará el tema en común de las críticas hacia Venezuela pero también dialogará de los temas espinosos de las relaciones bilaterales como son: las trabas al biodiesel argentino que impuso Estados Unidos y el aumento de aranceles a la importación de acero y aluminio donde la Argentina quedó temporalmente excluida de esa medida por parte de la administración Trump.

Mauricio Macri y Justin Trudeau

“Hay una firme intención de ratificar la alianza estratégica de la Argentina con Estados Unidos más allá de diferencias puntuales en el comercio”, detalló un miembro de la comitiva que viajará a Lima.

En tanto, en la reunión de Macri con Trudeau se buscará ratificar el rumbo de las negociaciones por un acuerdo de libre comercio que Canadá está buscando con el Mercosur. Y en el encuentro con Santos, Macri abordará el reciente acuerdo de cooperación que selló la Argentina con Colombia para luchar contra el narcotráfico en la región.

Macri llegará a Lima junto con su esposa Juliana Awada y una comitiva muy reducida conformada por el vocero Iván Pavlovsky; el secretario de Asuntos Estratégicos, Fulvio Pompeo; el canciller Jorge Faurie y el ministro de Producción Francisco Cabrera, entre otros.

El canciller Faurie también mantendrá en Perú una movida agenda paralela a la cumbre con reuniones junto a sus pares de Bolivia, Perú, Colombia y Chile.

Seguí leyendo:

La Argentina evalúa expulsar al embajador de Venezuela si Nicolás Maduro no suspende las elecciones presidenciales

Fuente: La situación de Venezuela, la lucha contra la corrupción y el vínculo con EEUU: la agenda que espera a Mauricio Macri en Perú