La canción Like a prayer se publicó el 3 de marzo de 1989 y marcó un antes y después en la carrera de Madonna. La siempre provocativa pizpireta de Michigan esta vez, ya a los 30 años, se enfocaba en un público más adulto y quería mostrar otro costado. El disco, con el mismo título que la canción, fue producido por un equipo que incluyó a Prince que por ese entonces salía con Madonna.

Esta nueva visión de la cantante vino de la mano de una transformación de look, algo que se volvería una constante a lo largo de su carrera.  Pasó de los rulos rubios a un peinado bastante más glamouroso y castaño. Y claro que en pleno apogeo de MTV, el tema vino con un video a tono con este nuevo espíritu.

La historia detrás del famoso vestido que Madonna usó en el video Like a Prayer. (Foto Instagram)

Dirigido por Mary Lambert (que también estuvo detrás de Like a Virgin, Material Girl y La isla bonita), el video retrata a Madonna como testigo de un asesinato de una mujer blanca por supremacistas blancos. Pero el arrestado es un hombre negro y la Ciccone se esconde en una iglesia en búsqueda de fuerza para poder testificar en el juicio. Todo esto marinado con símbolos católicos y un vestido que fue “el vestido del momento”.

La historia que sigue es famosa hasta el infinito. El Vaticano condenó el video y la presión del público católico llevó a que la cantante perdiera un contrato millonario con Pepsi.

Pero volvamos al tema que hoy nos reúne: el vestido que se transformó en una marca personal del estilo Madonna; la lencería usada como prenda de vestir. Marlene Stewart era la vestuarista de la cantante por ese entonces, y la inspiración al parecer surgió de la “herencia cultural empapada en el catolicismo italiano y la Iglesia Católica, que fue una gran parte de su expresión artística “.

La prenda fue hecha para la actriz Natalie Wood. (Foto Instagram)

El vestido slip color chocolate y con estructura que Madonna usa en la grabación lo encontró Stewart en la Western Costume Company de Los Ángeles. “Ella solía ​​usar ropa interior como ropa de vestir”, contó Stewart en Vogue, “así que encontré este vestido que tenía escrito Natalie Wood adentro, porque en realidad fue hecho para la actriz.

Fue utilizado como una prenda interior, pero fue construido como un vestido debido a que se usaba como enagua de ropa entallada. “La lencería era simbólica”, agrega. “Creo que lo que se traduce es querer ser provocativo. Es la idea de romper las reglas. Si seguís los principios de la religión, hay algo acerca de mostrar lencería, usar ropa interior como prendas exteriores, lo cual es muy pecaminoso de alguna manera. Madonna estaba jugando y empujando ese límite”.

El look atemporal fue decidido: “Solía pedirle a los diseñadores que me mandaran sus colecciones pero en este caso fuimos por otro lado. Si tenés objetos icónicos y simples, la historia siempre va a girar en torno a vos y no te convertís en la percha de otra persona”, finaliza Stewart. Algo que Madonna siguió a pie de la letra durante toda su carrera.

SEGUÍ LEYENDO:

Luciana Salazar: “Me gustaría tener otro bebé del modo que Dios decida”

A un mes de su separación de Redrado, Luli Salazar tiene candidatos: “Parece que la maternidad enciende aún más a los hombres”

Luciana Salazar reveló que fue víctima de abuso: “Fue algo horrible, desesperante”

Fuente: La historia detrás de uno de los vestidos más famosos de Madonna