20MINUTOS / EP

Javier Ardines

El Tribunal Superior de Justicia de Asturias ha informado este viernes que el Juzgado de Primera Instancia e Instrucción de Llanes acaba de recibir el informe preliminar del Instituto de Medicina Legal de Asturias de la autopsia realizada al cuerpo del edil de IU del Ayuntamiento de Llanes encontrado muerto este jueves, Javier Ardines. Este primer informe confirma la muerte violenta del concejal.

No obstante desde el TSJA no se ha aportado ningún dato más referente al fallecimiento ni a sus causas. Sin embargo, desde La Nueva España señalan que todo ocurrió tras una fuerte discusión en la que Ardines recibió tres golpes en la cabeza propinados con un objeto contundente. Presentaba impactos en la cara y en la nuca, incompatibles con heridas causadas por una caída.

El cuerpo de Ardines, de 52 años de edad, fue localizado en la mañana de este jueves junto a su vehículo y cerca de su domicilio en el concejo llanisco.

A lo largo de la mañana del viernes la Guardia Civil ha estado tomando declaraciones a familiares y allegados del edil, según han confirmado la Guardia Civil de Gijón.

En un principio se barajó que el hombre podía haber sufrido un infarto y que, tras salir de la furgoneta, se había golpeado en la cabeza al desplomarse sobre el suelo. No obstante, la hipótesis de que podría ser un crimen premeditado fue cobrando fuerza en las horas posteriores por las características de las heridas que presentaba en la cabeza y la forma en que fue encontrado el cadáver.

Ardines, padre de dos hijos y concejal de IU en Llanes desde hacía tres años, era patrón y armador de un barco pesquero con el que se disponía a faenar tras salir de su casa hacia las 6:30 horas.

Este jueves, tras recorrer varias decenas de metros con su furgoneta, ésta fue encontrada con el motor en marcha y a varias decenas de metros, Ardienes tirado en el camino y con signos de haber sufrido una muerte violenta. Agentes de la Guardia Civil estuvieron durante buena parte del día recogiendo muestras, huellas y pruebas de la furgoneta, del camino y de las fincas aledañas.


FUENTE