La Selección argentina tiene en su haber dos campeonatos mundiales de fútbol: el que se jugó en nuestro país en 1978 y el de México 1986. Sin embargo, también hubo argentinos que lograron llevarse la copa, pero defendiendo los colores de otras naciones.

e-planning.net ad

Monti, Orsi y Guaita

En el Mundial de Italia 1934, tres argentinos salieron campeones junto a la selección anfitriona: Luis Monti, Raimundo Orsi y Enrique Guaita. El primero, jugador de San Lorenzo, ya había sido subcampeón con Argentina cuatro años antes en el primer campeonato mundial de la historia, el de Uruguay. 

alt title orsi
En Argentina, Orsi jugó en Independiente.

Orsi, mientras tanto, jugana en la Juventus y Guaita, en la Roma, aunque eventualmente volvería al fútbol con Racing y fue campeón de la Copa América 1937 con la Selección Argentina.

Trezeguet

Nacido en Francia, David Trezeguet vivió en Argentina desde pequeño e hizo las inferiores en Platense. De ahí, saltó al Mónaco francés y a la Selección sub-20 del país galo con la que jugó el Mundial Juvenil de Malasia en 1997. 

alt title trezeguet zidane
Trezeguet junto a Zinedine Zidane.

Un año después terminó convocado para el equipo mayor para la Copa del Mundo de Francia, en la que el equipo local fue campeón. En el Mundial del 2006, mientras tanto, Trezeguet volvió a ser finalista con la selección francesa, que perdió frente a Italia por penales. 

Camoranesi

En el plantel italiano que le ganó la final de Alemania 2006 a Francia se encontraba otro argentino: el tandilense Mauro Camoranesi, convocado por Marcello Lippi en el 2003.

alt title camoranesi
Camoranesi celebrando la Copa del Mundo junto a Gianluca Zambrotta.

Luego de pasar -entre otros equipos- por Aldosivi y Banfield, en el 2000 recaló en el Hellas Verona y eventualmente en la Juventus, donde fue compañero, coincidentemente, de Trezeguet

Los nacionalizados

Mientras tanto, hasta ahora tres extranjeros disputaron mundiales con la Selección argentina. El primero fue Pedro Bonifacio Suárez (más conocido por su apodo, “Arico”), nacido en la Gran Canaria española y establecido en Argentina desde los dos años de edad. 

alt title arico
“Arico” Suárez jugó en Boca durante 13 años.

Su carrera futbolística en grande comenzó en 1928 jugando con Ferro. Al año siguiente llegó a Boca donde jugó hasta 1942 y en 1930 participó del Mundial de Uruguay. Como España no clasificó, Suárez también se convirtió en el primer español en jugar una Copa del Mundo. 

El segundo, mientras tanto fue el paraguayo Constantino Urbieta Sosa, nacido el 12 de agosto de 1907 en Asunción, quien a los 23 años llegó a Newell’s y jugó para Argentina en el Mundial de Italia 1934.

Y el último -al menos por ahora- es Gonzalo Higuaín, nacido en Francia mientras su padre jugaba en aquel país. Su situación fue complicada: tuvo que rechazar la convocatoria al seleccionado Sub 20 argentino ya que el país galo no acepta la doble ciudadanía, y la decisión podía dejarlo sin pasaporte de la Comunidad Europea y truncar una posible transferencia.

Al mismo tiempo, también se negó a integrar la Selección francesa luego de que el director técnico Raymond Domenech lo incluyera en una lista de preseleccionados para un amistoso. “Es francés y como cualquier francés debe responder cuando se lo convoca. Lo que hizo es una falta de respeto”, señaló enojado el DT.

Dos meses después de aquel entredicho, y ya jugando para el Real Madrid, Higuaín finalmente tomó la decisión definitiva y se nacionalizó argentino. 


FUENTE