Inditex registró un beneficio neto de 668 millones de euros durante el primer trimestre de su año fiscal 2018-2019 (desde el 1 de febrero al 30 de abril), lo que supone un aumento del 2% respecto al mismo periodo del ejercicio anterior, según ha informado este jueves la compañía gallega.

Las ventas se situaron en 5.654 millones, un 2% más, alcanzando un nuevo máximo histórico para el periodo. La compañía ha logrado esta cifra en un trimestre caracterizado por el fuerte impacto de las divisas. Las ventas crecieron un 7% a tipo de cambio constante, “lo que demuestra un robusto crecimiento en un trimestre caracterizado por el impacto de las divisas”, según Inditex.





El tipo de cambio impacta en las ventas

“La fortaleza del modelo integrado de tiendas y online, que, impulsado por la constante inversión, permite alcanzar estas sólidas cotas de crecimiento y la consiguiente generación de empleo”, añade en la nota el presidente ejecutivo de Inditex, Pablo Isla.

El beneficio bruto de explotación (Ebitda) fue de 1.125 millones, lo que supone un alza del 1%, tras cuatro trimestres de caídas. El margen bruto ascendió hasta 3.328 millones, el 3% superior al del mismo período del ejercicio anterior, y se situó en el 58,9% de las ventas, frente al 58,2% de un año antes.

Entre febrero y abril Inditex efectuó aperturas en 36 mercados, con lo que al cierre del periodo contaba con 7.448 tiendas en 96 países.

Reparte 42 millones entre los trabajadores

La compañía repartió el pasado abril 42 millones de euros entre unos 88.000 empleados de tiendas, fabricación, logística, cadenas y filiales con más de dos años de antigüedad, dentro del plan extraordinario de participación de los trabajadores en el crecimiento de beneficios de la empresa 2017-2018.






FUENTE