Esta martes, 5 de junio, el vocero papal, Greg Burke, anunció a través de las redes sociales que este miércoles 6 el Papa Francisco recibiría con los brazos abiertos en la residencia de Santa Marta a la Selección Argentina comandada por Jorge Sampaoli.

e-planning.net ad

Este mensaje fue a las 12.44 de Roma, pero lo llamativo fue que poco menos de dos horas después, el mismo vocero anunció que la visita había sido cancelada.  

Lionel Messi entrenando en Barcelona. 

¿Qué Pasó? Según la información oficial, fueron los propios dirigentes de la Asociación del Fútbol Argentino (AFA) los que decidieron cancelar la visita al Vaticano por cuestiones de logística, ya que el conjunto albiceleste debe partir el día jueves hacia Israel, lugar donde está programado un partido contra la selección local de cara a su debut en el Mundial de Rusia, el próximo 16 de junio. Pero ese partido también está en duda.

Los dirigentes sostienen que el viaje a Roma implicaba un desgaste enorme para el plantel argentino, pero sostienen que su deseo es visitar a al Santo Padre una vez concluida la Copa del Mundo que está próxima a comenzar. Según la AFA, el día lunes le avisaron al monseñor Vincenzo Turturro, secretario de la nunciatura en Buenos Aires, que no serían parte de la audiencia.

La Selección Argentina junto al Papa en 2013. 

En el Vaticano están muy descontentos con esta medida y por la propia falta de organización del equipo de Sampaoli, ya que Jorge Bergoglio –fanático de San Lorenzo y amante del fútbol- se había hecho espacio en su agenda para recibir al equipo que representará a su país natal en Rusia en su casa, todo un gesto que los players no supieron aprovechar.  

Lo cierto es que por lo bajo, señalan que desde el Vaticano deseaban tener la foto con la delegación argentina en la Santa Sede mucho antes de la postal que se sacarán los futbolistas argentinos cuando visiten el Muro de los Lamentos en Jerusalén. Todo lo opuesto sucedió afines de 2013, cuando el plantel visitó a Francisco y se tomó varias fotografías con el prelado.

El mensaje del vocero papal. 

El enojo del Vaticano se debe también a que las negociaciones sobre la visita iniciaron hace dos meses, cuando la AFA envió una carta formal pidiéndole una audiencia al Papa. Fue entonces que la Santa Sede comunicó que con gusto recibiría a la delegación.

En primera instancia, el Vaticano comunicó que el 30/5 pasado los esperaba, pero los dirigentes informaron que el día anterior jugaban un amistoso con Haití, por lo que se buscó una nueva fecha. La AFA propuso el 31/5, ante de instalarse en Barcelona.

Sin embargo, el Papa tenía una serie de compromisos con obispos chilenos. De esta manera, se hizo referencia a que la visita sería entre el 3 y 6 de junio. En medio, el cuerpo técnico hizo saber que a nivel planificación no era conveniente viajar a Roma para la visita.

Las protestas por el amistoso ante Israel.

Cabe mencionar que el amistoso de la albiceleste ante Israel desató una tormenta diplomática que involucró hasta a los propios jugadores. En un principio, la Selección capitaneada por Lionel Messi iba a enfrentar al conjunto local en la ciudad de Haifa. Hasta el propio Mauricio Macri, en su visita de despedida al equipo, mencionó dicha ciudad para el amistoso.

Sin embargo, los planes cambiaron y el amistoso se mudó a Jerusalén. Fue entonces que se desató la polémica, producto del conflicto entre israelíes y palestinos, el cual se agravó después de que el presidente Donald Trump trasladara la sede diplomática de su país, dejando como resultado un saldo 62 muertos en la Franja de Gaza por disparos de las tropas israelíes.

Sin ir más lejos, el Teddy Stadium, donde se jugará el partido, está construido en una zona en la que estaba ubicada la aldea de Al Malha, lugar que fue ocupado y destruido por los israelíes en la guerra de 1948. “Sabemos que el estadio está ubicado en una zona sensible de Jerusalén”, admitieron desde la Cancillería Argentina.

En ese marco, el presidente de la Federación Palestina de Fútbol, Jibril Rajoub, le dirigió un mensaje al representante del Gobierno argentino en Cisjordania y a la AFA. “Vamos a iniciar una campaña contra la federación argentina, apuntando personalmente a Messi, que cuenta con decenas de millones de seguidores en los países árabes y musulmanes”, señaló.

A su vez sostuvo que pedirá a todos que quemen las camisetas con su nombre. Argentina presentará un equipo distinto al que jugó contra Haití, con una sola salvedad: por contrato, el astro de Barcelona deberá jugar al menos 45 minutos de este duelo que tendrá lugar el sábado a las 15.30 (hora argentina) en el Estadio Teddy Kollek, frente a más de 32 mil hinchas.

El tuit de Lerena. 

Mientras tanto, según fuentes de la AFA, el encuentro se suspendió debido a esta disputa entre el Estado Judío y el Gobierno de la Autoridad Palestina, que involucró en las últimas horas a la Cancillería Argentina.

Al parecer, los jugadores y el cuerpo técnico de la Argentina le manifestaron al presidente de la AFA, Claudio Tapia, su deseo de no viajar.  Pese a esto, la AFA ya había cobrado por adelantado los más de dos millones de dólares por el amistoso y gobierno de Mauricio Macri se había comprometido con la DAIA que el equipo iba a disputar, finalmente, el partido ante Israel.


FUENTE