Desde tiempos inmemoriales, las empresas que han querido ofrecer sus productos y servicios al mundo han utilizado las ferias profesionales para darse a conocer.

Düsseldorf, Birmingham, Seattle o Barcelona, entre otras muchas, han sido históricamente ciudades que han acogido ferias sectoriales que han supuesto una ventana al mundo para las empresas a través de la cual poder hacer nuevos clientes o encontrar nuevos proveedores.

Para las pymes, las ferias han supuesto una de las estrategias comerciales clave para su internacionalización. Las dificultades para ellas han sido siempre dos: los costes que representa la asistencia una feria (habitualmente en un país extranjero) y su periodicidad (a menudo bianual).

Pues bien, Google ha decidido ayudar a las pymes (en realidad, a cualquier empresa o profesional) en su estrategia de internacionalización, lanzando un nuevo servicio: Market Finder.

En efecto, el miércoles de la semana pasada se presentaba dicho servicio en Madrid, con la promesa de ayudar a las empresas en tres ámbitos: encontrar nuevos mercados identificando clientes potenciales; ayudarles a prepararse para acceder a ellos (legislación, logística, pagos, etc.); y orientarles para tener a punto un plan de marketing eficaz para su desembarco en dichos mercados.

En definitiva, lo que Google propone a las empresas con Market Finder es una versión actualizada y digital de las ferias, “ferias 24/7/365” , es decir, a cualquier hora durante todo el año, en las que el stand es la web y quien lo atiende ya no es alguien del equipo comercial (o el propio gerente) sino un experto en el mundo online.

Probablemente, ahí tengan las pymes uno de sus grandes retos: para sacarle provecho a este nuevo servicio de Google, es preciso incorporar en el ADN de la empresa una nueva visión –llamémosle “digital” — de la forma de hacer negocios.

Una visión que, para hacerse realidad, debe contar con alguien que la abandere: el responsable de marketing (digital, claro).

Las oportunidades comerciales para la internacionalización de las pymes están ahí, cada vez más cerca. Con Google Market Finder, a unos pocos clicks de distancia.

Pero, para sacarle todo el potencial, las pymes deberán invertir en la capacitación de sus empleados o bien incorporar a nuevos profesionales que les aporten dichas competencias. Una vez más, la realidad se nos muestra implacable: la supervivencia en el futuro de una pyme pasa por ser capaz de competir en el espacio digital con la misma efectividad que lo ha hecho en el mundo físico hasta el presente. Y, para ello, la formación de sus profesionales va a ser una clave decisiva para su competitividad.

Josep-Maria Fàbregas es director del máster Marketing Directo y Digital UPF Barcelona School of Management


FUENTE