20MINUTOS.ES

  • El cuatro veces ganador del Tour ya está a más de tres minutos de la ‘maglia rosa’.
  • Tras su positivo en la pasada Vuelta a España no ha recuperado su mejor nivel.
  • Simon Yates ha ganado la undécima etapa y ha reforzado su liderato en la general.
  • Chris Froome, positivo en un control en la Vuelta a España.

Chris Froome

El ciclista británico Chris Froome está siendo la sorpresa negativa de este Giro de Italia al encontrarse ya a más de tres minutos del líder, el británico Simon Yates, que este miércoles ha ganado su segunda etapa y ha reforzado su ‘maglia rosa’.

Yates, que a priori no estaba en la quiniela de favoritos, volvió a demostrar que es un firme aspirante a la victoria final con una exhibición en la undécima etapa, disputada entre Asís y Osimo (156 km), en la que le ganó el mano a mano al holandés Tom Dumoulin, defensor del título.

Yates, de 25 años, volvió a lucirse con la maglia rosa en sus espaldas, con un vuelo rasante en el muro que conducía a meta que doblegó a todos sus rivales. Su latigazo le permitió firmar su segunda victoria parcial con un tiempo de 3h 25:53. A su rueda, a 2 segundos, Dumoulin, llamado a protagonizar el duelo estelar del Giro hasta Roma con el líder británico.

Por detrás llegaron a 8 segundos un grupo con Pozzovivo y Pinot, igualmente batidos por Yates en el ascenso final, corto, pero explosivo. Fabio Aru cruzó la línea a 21 segundos y Richard Carapaz a 23.

Pero el gran damnificado fue Chris Froome, que volvió a mostrarse frágil y se dejó 40 segundos. El cuatro veces ganador del Tour de Francia ya se encuentra duodécimo en la general, a 3:20 minutos de Yates.

En esa general del Giro, Yates manda con 47 segundos de ventaja sobre Dumoulin y 1:04 minutos sobre Pinot.

Un bajón tras su positivo en la Vuelta a España

Chris Froome, auténtico dominador del pelotón en los últimos años, llegó al Giro en busca de la última gran ronda que falta en su palmarés tras su victoria en la pasada Vuelta a España. Lo hizo, además, envuelto en polémica tras su positivo por salbutamol en la ronda española, un caso que todavía está en manos de la UCI.

Seguramente los problemas extradeportivos generados por ese positivo por salbutamol han lastrado la preparación de Froome, aunque también son muchos los que interpretan que el bajón físico del británico es consecuencia directa de la prohibición de abusar del ‘Ventolín’, el inhalador contra el asma que provocó el resultado anómalo en un control antidopaje en la Vuelta a España.

Froome, no obstante, asegura que no se rinde: “No he perdido la esperanza. Vimos cómo pudo cambiar la carrera para Esteban Chaves y eso le puede pasar a cualquier corredor de la general. Voy a seguir luchando, estoy motivado, el equipo está motivado y haremos todo lo que podamos”.

El de Nairobi achacó también parte de sus problemas a la caída que sufrió en el arranque del Giro en Israel: “Definitivamente no voy a mentir, me afectó el golpe de Jerusalén y en este deporte si no estás en tu mejor momento no hay ningún lugar donde esconderte, realmente no puedes esconderte de lesiones, y si lo haces, no puedes ocultarlo por mucho tiempo”.

Fuente: Froome cede otros 40 segundos en el Giro, ¿el británico ha perdido su magia?