(Presidencia)

Finalmente el Gobierno envió al Senado los pliegos de ascenso de las Fuerzas Armadas. La medida llega con siete meses de demora a raíz de la crisis en la Armada por la desaparición del ARA “San Juan” e implica en principio el primer paso en la recomposición de la cadena de mandos naval.

En las primeras horas de ayer, ingresaron formalmente al Senado de la Nación los pliegos de ascenso de oficiales superiores de las FFAA, entre los que se encuentran las propuestas para la designación de nuevos generales, brigadieres y almirantes.

El expediente PE 141/18 es el que corresponde al personal de la Armada Argentina y al igual que los de las restantes FFAA, llega con más de siete meses de atraso respecto a los plazos normales que habitualmente permiten que los propuestos asciendan a sus respectivos grados superiores hacia fines de diciembre de cada año.

El atraso no ha sido casual, la tremenda crisis desatada por la desaparición del ARA “San Juan” congeló literalmente todos los ascensos navales arrastrando además a las otras dos fuerzas por una decisión del Presidente Macri de unificar todo el proceso en un mismo momento.

Las propuestas de ascensos en la Armada supone al menos el cierre de la más grave crisis interna. Por primera vez en democracia, un Jefe de Estado Mayor fue pasado a retiro en forma obligatoria (es decir sin permitirle un retiro honroso y voluntario), otros almirantes fueron pasados a disponibilidad u obligados a irse por el propio hoy ex jefe Marcelo Srur y otros manifestaron su intención de pasar a retiro en apoyo del sumariado ex Comandante de Alistamiento Contraalmirante López Mazzeo.

El ex jefe de la Armada Marcelo Srur

Fue necesaria la intervención del propio Jefe del Estado Mayor Conjunto de las FFAA, Teniente General Bari del Valle Sosa, para conjurar una crisis que no refiere a rebeliones castrenses , sino a una virtual acefalía por quedarse la Armada prácticamente sin almirantes de su cuerpo de comando naval en condiciones de asumir el control de la fuerza.

Fue así que por primera vez en la historia de las armadas de toda la región, un vicealmirante infante de marina fue catapultado a la jefatura del estado mayor de la marina militar. El Vicealmirante José Luis Villán hasta ese momento número dos del Gral. Sosa en el Estado Mayor Conjunto, fue puesto al frente de la Armada en carácter de “Jefe interino”, condición que conserva hasta el presente pero que sin lugar a dudas cambiará en los próximos días hacía una jefatura efectiva.

El vicealmirante José Luis Villán

Como nunca antes había ocurrido, dos almirantes en situación de disponibilidad aspiraban a ocupar el sillón que dejó vacante Srur cuando fue echado por el propio presidente Mauricio Macri. El primero era el mismísimo Lopez Mazzeo, quien a criterio del Director de Asuntos Jurídicos del Ministerio de Defensa fue sumariado en forma antirreglamentaria y por otra parte el contraalmirante César Recalde, quien fuera pasado a disponibilidad por Srur en el mes de noviembre por razones ajenas al accidente del submarino.

Esta situación mantuvo en vilo a los altos mandos de la Armada ya que por otra parte un par de almirantes del actual staff, habían solicitado su pase a retiro voluntario, en apoyo a Mazzeo. Pero hoy todo cambio. Esos dos contraalmirantes serán ascendidos al grado inmediato superior (vicealmirante) y varios capitanes de navío se integrarán al almirantazgo, con lo cual las pretensiones de Mazzeo y Recalde quedan sepultadas para siempre.

En cuanto al actual jefe interino y también por la interpretación de los reglamentos navales que ha realizado el Estado Mayor Conjunto, se determinó que su condición de Infante de Marina no lo inhabilita para ejercer la máxima jerarquía naval. Por lo que se espera que en los próximos días el Presidente de la Nación en su carácter de Comandante en Jefe firme el decreto respectivo.

Respecto a la relación de la cúpula de la Armada con la investigación que lleva adelante la jueza Yañez, la mayor parte del almirantazgo ha prestado ya declaración testimonial. López Mazzeo intentó una presentación espontánea pero le fue denegada, lo que se puede interpretar como una intención de la magistrada de citarlo directamente para que preste declaración indagatoria.

El sumariado contraalmirante López Mazzeo.

Ayer durante la celebración del Día de la Armada, hizo su presentación en sociedad un nuevo funcionario de primer nivel dentro del Ministerio de Defensa, se trata del doctor. Ricardo Rivas quien según pudo saber Infobae, llega al cargo de la mano del mismísimo Jefe de Gabinete, Marcos Peña, con la tarea de abocarse de lleno a la ya anunciada reforma de las Fuerzas Armadas.

En cuanto a los expedientes ingresados hoy a la Comisión de Acuerdos del Senado, se informó a este medio que una vez evaluados y aprobados, los ascensos tendrán fecha retroactiva al 31 de diciembre de 2017, a efectos de no resentir administrativamente la carrera de los militares involucrados.

Fuente: Finalmente el Gobierno envió al Senado los pliegos de ascensos de las Fuerzas Armadas