La justicia europea, a través del Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) ha fallado en dos sentencias publicadas este martes que no existe discriminación en el hecho de que temporales e indefinidos reciban indemnizaciones diferentes al finalizar sus contratos, a diferencia de la sentencia del pasado septiembre de 2016 en la que obligaba a su equiparación.

El tribunal entiende que los contratos temporales se extinguen al vencer un periodo de tiempo ya predeterminado en su firma, mientras que en el caso de los indefinidos el fin de la relación laboral se da por una “causa objetiva”. Son casuísticas diferentes.

Por ello, “el objeto específico de las indemnizaciones previstas en el Estatuto de los Trabajadores, respectivamente, cuyo abono forma parte de contextos fundamentalmente diferentes, constituye una razón objetiva que justifica la diferencia de trato controvertida”.

Justifica la diferencia de trato

Las dos sentencias tratan los casos de un trabajador y la empresa gallega Grupo Norte Facility; y el de una trabajadora de la Agencia Madrileña de Atención Social de la Consejería de Políticas Sociales y Familia de la Comunidad Autónoma de Madrid.

En ellas, el Tribunal dice que el objeto de las dos indemnizaciones, la abonada a los trabajadores con contratos temporales para cubrir la jornada que deja vacante otro que se jubila parcialmente, y el contrato de relevo y la concedida a los trabajadores indefinidos por el fin de su contrato, es una razón objetiva que justifica la diferencia de trato.

Contrato de interinidad

Por un lado, los jueces se refieren al caso de una auxiliar de hostelería que trabajaba como interina en una residencia de la tercera edad gestionada por la Agencia Madrileña de Atención Social de la Consejería de Políticas Sociales y Familia de Madrid. La trabajadora perdió su empleo al ser su puesto adjudicado a otra persona seleccionada mediante un procedimiento de contratación.

El juez madrileño consideró discriminatorio que, mientras a los trabajadores despedidos por causas objetivas -un contrato por tiempo indefinido o de duración indeterminada- se les concede una indemnización equivalente a 20 días de sueldo por año trabajado, en el caso del contrato de interinidad, al terminar el trabajador no recibe ninguna indemnización.

Razones “objetivas”

En su sentencia de hoy, el Tribunal de Justicia dice que el objeto de la indemnización por despido que se concede a los trabajadores fijos al final de su contrato por una causa objetiva, y el contexto particular en el que se abona, son una “razón objetiva” que justifica la diferencia de trato.

Los jueces europeos justifican que la normativa española no prevea el pago de una indemnización a los trabajadores con contratos temporales en el marco de un proceso de selección o promoción para la cobertura definitiva de ese puesto, como el contrato de interinidad, al finalizar el plazo por el que se celebraron.

Contrato de relevo

La segunda sentencia se refiere a un caso planteado ante el Tribunal Superior de Justicia de Galicia, en relación con un “contrato de relevo”, que implica la contratación de un trabajador para cubrir la jornada laboral que deja vacante otro que se jubila parcialmente.

Según el Estatuto de los Trabajadores, este contrato puede ser indefinido o de duración determinada (hasta la edad de jubilación del trabajador sustituido), a elección del empresario.

En su sentencia, el Tribunal de Justicia declara que la normativa española no está en contradicción con el acuerdo marco sobre el trabajo de duración determinada, anexo a legislación europea.


FUENTE