El país volvió a liderar en 2017 el incremento en términos relativos de consumo de carbón en el mundo debido a la caída de la producción de electricidad con origen hidráulico por la falta de lluvias. Leer
FUENTE