Elisa Carrió

No habrá música en vivo, ni disc jockey ni nada vinculado a un clima de fiesta. Solo alguna subasta, la cena y unas palabras de la anfitriona. La búsqueda de los 44 tripulantes del ARA San Juan y el clima de desolación entre sus familiares por un final que parecería inexorable hicieron que Elisa Carrió replanteara la cena de recaudación del próximo martes del Instituto Hannah Arendt que preside, en Costa Salguero, y que estaba pautada como una noche festiva.

Según había publicado el diario Clarín, Mauricio Macri y varios de los principales ministros nacionales ya habían comprometido su asistencia, ahora en duda por el operativo en torno a la búsqueda del submarino y la enorme conmoción local e internacional por el incidente naval, en medio de versiones de fuertes cortocircuitos entre los mandos civiles y militares.

Ayer, la líder de la Coalición Cívica había expresado su solidaridad con los familiares de los 44 marinos desaparecidos hace ya nueve días, después de que la Armada confirmara la “explosión” sufrida por el ARA San Juan. “Los familiares tienen razón. Los acompaño y acompañaré siempre”, escribió la diputada en sus redes sociales. Un día antes, Carrió subió a su cuenta un fragmento de su participación en los estudios del canal TN en el que recordaba la invitación a la cena de recaudación.

El costo del cubierto del evento que ahora estará acotado solo a la cena de recaudación es de $3.000. La Coalición Cívica había elegido Costa Salguero, un lugar espacioso, para aglutinar a buena parte de la dirigencia oficialista. En el 2015, después del triunfo de Macri, se había escogido el Palais Rouge.

 

Fuente: Elisa Carrió le baja el tono festivo a la cena de recaudación del próximo martes