20MINUTOS.ES

Tentoglou y Heike Drechsler

El atletismo dejó este martes uno de esos momentos emotivos que despiertan la admiración de todos tras la final de salto de longitud de los Europeos de Berlín.

El griego Miltiadis Tenteglou acababa de lograr la medalla de oro en esta especialidad y, tras su logro, decidió que lo primero que quería hacer era saludar a la mítica ex atleta Heike Dreschler, doble campeona olímpica y del mundo en salto de longitud y ganadora de cinco preseas en Juegos.

La alemana es una de las voluntarias de estos Europeos que se disputan en su país, y encargada de rastrillar el foso tras la participación de cada saltador.

Tenteglou se dio cuenta de quién era la mítica ex atleta que estaba haciendo esas funciones y no lo dudó, en cuanto ganó la medalla de oro, se fue a saludar y dar dos besos a Dreschler.

Por cierto, el atleta griego solo tiene 20 años.


FUENTE