-Por qué Argentina decidió recurrir al FMI

Argentina decidió recurrir al FMI a mediados de mayo, ya que una serie de shocks combinados con vulnerabilidades económicas provocaron un cambio en la confianza del mercado, generando fuertes presiones sobre el peso, un mayor riesgo país y riesgos en la liquidez a corto plazo. Los inversores comenzaron a vender sus activos en pesos y el gobierno estaba teniendo problemas para poder pagar sus cuentas por el resto del año.

-Qué es lo que tratará de lograr el nuevo plan económico

Apunta a restablecer la confianza de los mercados financieros y disminuir progresivamente las tensiones en la capacidad del país para pagar sus cuentas. Para lograrlo, el Gobierno se ha comprometido con un programa económico que reduce el endeudamiento, coloca a la deuda pública en un firme camino de descenso y fortalece la credibilidad del marco de las metas de inflación del banco central. Al mismo tiempo, el plan tiene como objetivo proteger a los sectores sociales más vulnerables ante los efectos negativos inevitables que implican algunos tipos de recortes de gastos en la economía. En última instancia, el objetivo de este programa es fortalecer el camino para proyectar un crecimiento más fuerte, más sostenible y equitativo que pueda beneficiar a todos los argentinos.

– Un objetivo clave es reducir el déficit fiscal. ¿Cómo lo logrará el Gobierno?

El objetivo del gobierno es lograr un saldo primario, es decir, un saldo de ingresos y gastos que no incluya pagos de intereses, para el 2020. Este es un año antes de lo que había sido anunciado originalmente por el Gobierno y está basado en medidas que se proponen reducir los gastos del gobierno federal. Estas medidas incluyen, por ejemplo, nuevos recortes en los subsidios a la energía, una menor factura salarial y una reducción de las transferencias tanto a las provincias como a las empresas estatales. También hay algunas medidas impositivas, en particular, la suspensión de los recortes de impuestos que se habían anunciado previamente, pero representan una pequeña parte del re-equilibrio fiscal.

– Cómo protegerá el Gobierno el gasto social bajo este plan

El Gobierno propuso algunas medidas que ayudarán a los más vulnerables. Primero, el programa establece una cantidad mínima de gastos del gobierno federal en asistencia social bien dirigidos y altamente efectivos, como las transferencias monetarias condicionadas que alcanzan a la mayoría de los pobres y vulnerables. En segundo lugar, si la economía empeora, el Gobierno puede aumentar el gasto en un 0,2 por ciento del PBI por año calendario, si es considerado que debe tener espacio en el presupuesto. En tercer lugar, el Gobierno puede tomar las decisiones correspondientes para hacer lo suficiente para proteger a las personas que no están suficientemente cubiertas por la red de seguridad social existente.

– Cuál será el enfoque de la política monetaria y por qué es importante que el país mantenga un tipo de cambio flexible

El Gobierno está comprometido con un régimen de metas de inflación. También anunció algunos cambios que fortalecerían la credibilidad del marco de la política monetaria. En particular, el Banco Central ha adoptado una nueva ruta de metas de inflación más creíble (por ejemplo, la meta de inflación para finales de 2019 pasó del 10 al 17%). El Gobierno también anunció una serie de medidas que reforzarán la independencia del Banco Central, incluido el freno inmediato de las transferencias directas e indirectas de dinero al Tesoro y la intención de enviar al Congreso un nuevo estatuto para el banco que fortalecerá la autonomía de funcionamiento de sus operaciones. Creemos que este plan tiene buenas posibilidades de reducir gradualmente la inflación. Y permitirá que la tasa de cambio se ajuste en función de la confianza de los inversionistas y actúe como un amortiguador, ya que sus fluctuaciones evitarán que los shocks externos afecten en gran medida la actividad económica.

-El plan exige que el Banco Central de Argentina sea independiente. ¿Por qué?

Una de las razones por las cuales los inversionistas perdieron confianza en la economía argentina es la percepción sobre la pérdida de independencia del Banco Central a principios de 2018, cuando el BC redujo las tasas de interés. Esto sucedió en un momento en el cual las expectativas de inflación estaban muy por encima de los nuevos objetivos de inflación, que el Banco Central había aumentado solo unas semanas antes. Estas decisiones desencadenaron una rápida depreciación del peso y pusieron en duda la independencia del BC y su compromiso para reducir la inflación. Una parte esencial del nuevo plan es garantizar la autonomía financiera y operativa del Banco Central.

– ¿Cuándo espera que la economía de Argentina vuelva a encarrilarse?

Creemos que después de un sólido primer trimestre, Argentina experimentará un crecimiento negativo tanto en el segundo como en el tercer trimestre de 2018. El país ha padecido una sequía prolongada que ha perjudicado a la producción agrícola, y la crisis en las últimas semanas ha perjudicado la inflación y la confianza de los inversores. Esperamos que el crecimiento se estabilice en el último trimestre de 2018. Prevemos que la economía comenzará una recuperación gradual en 2019 y 2020, ya que la confianza crece y el costo de capital se reduce, junto con la inflación, mientras que las exportaciones crecen, gracias a un sólido crecimiento de los principales socios comerciales de la Argentina (Brasil, Estados Unidos y China).

– ¿Cómo diría que Argentina es diferente hoy que hace 15 años? ¿El FMI también ha cambiado?

Sí, las condiciones son bastante diferentes para ambos. La economía de Argentina es menos vulnerable que antes de la recesión que se produjo a comienzos de la década de 2000. El régimen de tipo de cambio es un gran cambio. Ahora está flotando, no está fijo, por lo que funciona como un amortiguador. Los bancos y el sector privado también operan sin dinero prestado en moneda extranjera, por lo que sus balances no están en riesgo por una depreciación del peso. Además de estos cambios dinámicos claves, el Gobierno lanzó una serie de medidas favorables para las empresas que han ayudado a la economía a registrar un sólido crecimiento en los últimos 7 trimestres. El FMI también ha cambiado. Nuestro apoyo al plan económico de Argentina pone un mayor énfasis en la necesidad de fortalecer la red de seguridad social, e incluye medidas para aumentar la participación de las mujeres en la fuerza de trabajo. Hacerlo no es solo un imperativo moral, también es esencial para garantizar que cualquier plan para estabilizar la economía sea aceptado por todos, lo que significa que tiene más posibilidades de tener éxito.


FUENTE