Con tasas altas y menos liquidez en el mercado el Banco Central logró frenar la corrida.
FUENTE