El juez de la Audiencia Nacional ha archivado parcialmente la causa que se investiga el agujero de más de 720 millones de euros a Catalunya Caixa aunque mantiene investigado por varias operaciones inmobiliarias a su expresiente, Narcis Serra, y otro cuatro exdirectivos.

Moreno había iniciado una investigación contra Serra, el ex director general Adolfo Todó y otros trece altos cargos por presunta administración desleal que habría originado un agujero en la entidad de más de 720 millones de euros. Ahora, considera que no hay indicios de que se haya administrado deslealmente gran parte de la operación, tal y como había pedido en un escrito la Fiscalía Anticorrupción.





Inicialmente se investigaban 32 operaciones de inversión inmobiliaria llevadas a cabo entre 2000 y 2007 por 16 sociedades participadas por los órganos directivos de CaixaCatalunya, constituidas a través de su filial inmobiliaria Procam junto a otros promotores inmobiliarias, así como las decisiones que dieron lugar a la separación de dichos socios entre los años 2008 y 2013, con presunto grave perjuicio para la entidad en ambos casos.

La Fiscalía ha tenido en cuenta a la hora de solicitar el archivo que sus propios investigados han reconocido en sus declaraciones judiciales que sus decisiones pudieron suponer un mal para la entidad, peo necesario para evitar perjuicios mayores ante la situación de crisis inmobiliaria, línea que era apuntada por el propio FROB en su denuncia.

Sin voluntad de perjudicar

Además, insistieron que no tenían ánimo de perjudicar a la necesidad en tales actos al rebajar la amplia cartera inmobiliaria del volumen de negocio ante la crisis económica. “Por tanto, tras las investigaciones realizadas y a la vista de os informes del departamento jurídico de Catalunya Banc no pude afirmarse que los administradores actuaron con una clara voluntad de perjudicar a la entidad y beneficiar a terceros cuando tomaron las decisiones de separación de socios, ni en ejecución de tales actos”.

Sin embargo, el juez sí considera que se deben seguir investigando varias operaciones de inversión entre los años 2000 y 2007. Se trata de proyecto inmobiliarios en los que la entidad participó de manera directa mediante la toma de participaciones accionariales mayoritarias, junto con socios ajenos a la entidad pertenecientes al sector inmobiliario.





El auto destaca las irregularidades detectadas en muchas de las operaciones.

Por tanto, concluye el magistrado “en relación con tales operaciones inmobiliarias vinculadas con Torca Procam Polska y Vertix Procam, conforme a lo expuesto por el Ministerio Fiscal, existen indicios de criminalidad en la participación de los investigados Narcís Serra, José María Loza, Lluis Gasull, Eduardo Aznar y Joan Valls, haciéndose necesaria la continuación de la presente causa para averiguar y hacer constar la perpetración de los delitos investigados con todas las circunstancias que puedan influir en su calificación y la culpabilidad”.






FUENTE