Agroindustria se comprometió a informar una vez por mes el avance en la producción de granos. En junio se conocerá el número definitivo de la campaña gruesa.

El Ministerio de Agroindustria de la Nación presentó las Estimaciones Agrícolas para la Campaña 2017/18 con un cálculo de 37,6 millones de toneladas para el caso de la soja y de 42 MTn para el caso del maíz. Al mismo tiempo, anunció la pronta publicación en el Boletín Oficial de una Resolución para el Fortalecimiento Institucional de las Estimaciones Agrícolas, por la que establecerá para el tercer jueves de cada mes el compromiso de publicar los números oficiales de siembra y cosecha, según corresponda.

El Jefe de Gabinete del ministerio, Santiago del Solar, manifestó su deseo de “tener un calendario con todas las fechas de las estimaciones”. “Esto es importante para los productores, para la opinión pública, para el mercado, conocer con exactitud cuándo se publican los datos, que serán públicos, que se sabrá tanto el día como la hora, lo que genera mayor previsibilidad”, expresó.

Los números gruesos

La presentación estuvo encabezada por el jefe de la cartera del campo, Luis Miguel Etchevehere, quien estuvo acompañado por del Solar. El anuncio de las cifras oficiales generó mucha expectativa por la ausencia de datos tras la sequía más importante de los últimos 50 años.

El Subsecretario de Agricultura, Luis Urriza, explicó que esta primera aproximación refleja los datos suministrados por lo que denominó “Informantes Calificados” (productores y analistas especializados), una de las dos fuentes que utilizará Agroindustria para la conformación del trabajo estadístico. El funcionario aclaró que a partir de junio completarán las estimaciones con el aporte que surja de la metodología de “Segmentos Aleatorios”.

Soja

Según el informe del ministerio, para el caso de la oleaginosa la afectación por las condiciones climáticas adversas, registradas entre diciembre y marzo, dieron como resultado una estimación de producción de 37,6 MTn, lo que se tradujo en una caída del 29% respecto de lo proyectado (15,4 MTn menos).

La superficie sembrada alcanzó las 16 millones 660 mil hectáreas, con una superficie cosechable de 15,8 millones de hectáreas (MHa), y un rendimiento de 23,6 quintales por hectárea (qq/ha); teniendo como referencia un avance de la cosecha de 21 puntos porcentuales

Maíz

Para el caso del maíz, la producción estimada es de 42 MTn con una disminución del 18% respecto de lo proyectado, lo que significaron 9 millones y medio de toneladas menos.

Con un avance de cosecha del 31%, los rindes “oficiales” llegaron a los 61 qq/ha. Respecto a las superficies, la siembra cubrió 8,8 MHa y fueron cosechables 6,7 Mha.

El Secretario de Agricultura, Ganadería y Pesca, Guillermo Bernaudo, salió a aclarar que la producción estimada incluye tanto al cereal con destino comercial como el que se utiliza para autoconsumo (maíz forrajero).

En diálogo con Infobae, Urriza afirmó que “los productores que sembraron maíces en fechas tempranas tuvo la suerte de agarrar el final del ciclo excesivamente húmedo del invierno pasado y llegaron a rindes más razonables, mientras que el cultivo tardío recibió de lleno el impacto de la sequía”. En el caso de la soja, Del Solar resaltó que “no sólo hubo una baja en los rendimientos sino también en el área de producción”.

Por su parte, Urriza señaló que “las pérdidas en volumen se compensan con la suba de los precios internacionales. Son unos U$S 3.500 millones sólo en granos, y unos U$S 5.000 millones en toda la actividad derivada, lo que representa el 1% del PIB (Producto Interno Bruto)”.

Sequía y emergencia

Consultado sobre la declaración de Emergencia Agropecuaria en diferentes zonas de la Argentina donde la sequía dejó graves consecuencias productivas, el ministro Etchevehere anticipó que el viernes 27 de abril se reunirán con los representantes de las provincias que soliciten esa medida extraordinaria para resolver esa situación, a más tardar, en 10 días.

 

Fuente: El Gobierno estimó una caída del 29% para la cosecha de soja y pérdidas por USD 5.000 millones