La vicepresidenta Gabriela Michetti encabezo el acto en homenaje a las victimas del atentado a la Embajada de Israel, en la sede de la ex Esma.

“Hoy decidimos recordar este hecho bisagra de la historia argentina en el Archivo Nacional de la Memoria, donde funciona la Secretaría de Derechos Humanos y Pluralismo, como símbolo de que este es un tema de máxima prioridad en la agenda de derechos humanos del Gobierno” dijo Gabriela Michetti ante familiares de víctimas y sobrevivientes del atentado a la embajada de Israel que se produjo el 17 de marzo de 1992, hace 26 años. La vicepresidente también calificó esa explosión como “el primer atentado del terrorismo internacional en la República Argentina”.

Claudio Avruj, anfitrión del recordatorio, explicó que “hay un cambio de paradigma en el Estado argentino”. “El atentado nos ocurrió a todos, a judíos y no judíos, por eso estamos aquí en este lugar, porque lo que nos pasó, nos pasó a todos”, aseguró el Secretario de Derechos Humanos.

El salón principal del edificio donde funcionaba la Escuela Superior de Guerra estaba abarrotado, como venía sucediendo en los homenajes que se hacen desde el 2000 en la plaza seca de Arroyo y Suipacha, pero hoy la Embajada de Israel en la Argentina quiso hacer algo distinto.

Es que el Congreso de la Nación aprobó la ley 28.417 que incorporó el 17 de marzo, en el calendario escolar argentino, como “Día de la Memoria y Solidaridad” con las 29 víctimas del atentado de la Embajada de Israel, por la cual se estipuló la realización de actividades conmemorativas en las escuelas públicas y privadas del país, que fue definido como una “conquista” por el embajador Ilán Sztulman.

“Este día pertenece a cada uno de los familiares y sobrevivientes, que son los verdaderos hacedores de esta realización, y son quienes mantendrán encendida la llama de la memoria, brindando testimonio entre maestros y alumnos argentinos de lo que sucedió”, dijo el representante israelí en el acto.

La vicepresidenta Gabriela Michetti, el ministro Germán Garavano, el secretario Claudio Avruj, el embajador Ilán Sztulman en el Archivo Nacional de la Memoria.

Antes, habló Maximiliano Lanciori, hijo de Miguel Angel, un instalador de equipos de aire acondicionado que iba al edificio vecino a la Embajada, y caminaba por la vereda cuando se produjo la explosión que le costó la vida. “Son 26 años de páginas en blanco, de no tener nada”, expuso el joven, que carga con la pesada mochila de que tuvo menos años con su padre vivo que muerto.

El ministro de Justicia, Germán Garavano; el presidente de la AMIA, Agustín Zbar; el escritor Santiago Kovadloff; el presidente de la Fundación Wallenberg, Baruj Tenembaum; el secretario general del gobierno de la Ciudad, Fernando Strafacce; el vicepresidente 1º de la Legislatura porteña, Francisco Quintana; el vicepresidente del Seminario Rabínico Latinoamericano, Claudio Pszemiarower; el vicepresidente del Museo del Holocausto, Gustavo Sakkal, fueron algunos de los presentes.

Durante el acto se inauguró la exhibición fotográfica “Solidaridad es Memoria”, con las dramáticas imágenes de la embajada que había funcionado allí por 40 años, antes y después de las 14. 45 de esa jornada fatídica, cuando 29 vidas fueron arrebatadas y se produjeron cientos de heridos. Gracias al aporte de las editoriales Perfil y Atlántida, se puede ver también la destrucción sobre edificios cercanos, como un geriátrico, una capilla católica, una escuela, y los hogares de vecinos.

Se realizó un minuto de silencio en homenaje a las 29 víctimas del atentado terrorista contra la Embajada de Israel en la Argentina. Crédito: Adrian Escandar

En uno de los paneles, se recuerda que “el 23 de diciembre de 1999, los jueces (de la Corte Suprema de Justicia) señalaron que el atentado había sido organizado y perpetrado por el grupo terrorista Hezbollah, autodenominado ‘Partido de Dios'”, y que el 13 de diciembre de 2006 “el máximo tribunal emitió una resolución para establecer la imprescriptibilidad de la causa“, por lo que se reiteraron las órdenes de captura contra los sospechosos de haber planificado el ataque. “No más terrorismo, no más impunidad, no más odio”, se ruega.

El mensaje de la exhibición fotográfica es “recordar para no repetir, recordar para aprender, recordar para transmitir, recordar lo que se debe hacer y lo que no se debe hacer”. La muestra podrá recorrerse durante las próximas dos semanas. El material expuesto formará parte del acervo permanente del Archivo Nacional de la Memoria.

Seguí leyendo:

El horror de un atentado

 

 

 

 

 

Fuente: El Gobierno aseguró que el atentado a la embajada de Israel "es de máxima prioridad" en su agenda de derechos humanos