El dólar cerró a $22,68. (Adrián Escandar)

La carta que se esperaba, apareció sobre el final. El Fondo Monetario Internacional anunció que esperaba un pronto acuerdo con la Argentina. No fue un anuncio casual. La lectura que se hizo del mercado, más allá de los precios de cierre, no auguraba un buen panorama. El dólar bajó ante casi todas las monedas del mundo menos el peso argentino. La caída de la tasa de interés del bono norteamericano a 10 años a 2,97% no hizo efecto. Pasó tan inadvertida como la noticia de que los precios al consumidor en Estados Unidos subieron por debajo de lo esperado y aleja la posibilidad de una suba de tasas.

Los que tenían dólares se resistían a vender. Por eso las pocas operaciones que se hicieron fueron a $ 23,50

El Banco Central vendiendo dólares a futuro, al contado y spot, trató de satisfacer una demanda que solo quería billetes. En el “blue” el movimiento era intenso, pero no se podían cerrar negocios porque todos eran compradores.

Los que tenían dólares se resistían a vender. Por eso las pocas operaciones que se hicieron fueron a $ 23,50. En bancos y casas de cambio, el dólar subió 10 centavos a $ 23,22 pero con tendencia compradora.

El Central y las reservas

Las ventas del Banco Central, que totalizaron $139,5 millones, incidieron en la plaza mayorista donde se operaron USD 865 millones. El dólar abrió a $ 22,75 pero a las 10.30 el Banco Central lo bajó a $ 22,65 y cerró a $ 22,68, el mismo precio de la rueda anterior, pero con tendencia más compradora.

Las reservas sintieron el movimiento y perdieron USD 694 millones a pesar de que se ganaron USD 40 millones por la suba del euro y la libra ante el dólar. Pero además de las ventas del Central en el mercado contado, hubo retiro de depósitos en dólares para hacer frente a obligaciones y evitar la elevada tasa de interés que piden los bancos. Por eso hubo retiro de efectivo mínimo del Central que hizo que las reservas quedaran en 56.322 millones.

Hay vendedores de Lebac que arbitran contra bonos en dólares que tienen tasas de hasta 8,10%, como el Discount en dólares con legislación argentina que vence en 2033

En el mercado de bonos de la deuda, los negocios siguieron elevados. Se operaron $ 23.193 millones. El Bonar 2024, el bono en referencia en dólares, subió 3,47% y el Bonar 2022 lo hizo en 3,55%.

Por supuesto, que el dólar competía con tasas de 50% para las Lebac que venden en 5 días y de 44% para las de 41 días de plazo.

La venta de Lebac hace bajar su precio y subir su rendimiento. Hay vendedores de Lebac que arbitran contra bonos en dólares que tienen tasas de retorno de hasta 8,10% como es el caso del Discount en dólares con legislación argentina que vence en 2033.

La Bolsa fue la contracara

La Bolsa atrajo a los creyentes en el peso y con negocios similares a los de los días dorados de $ 1.445 millones, el índice Merval de las acciones líderes subió nada menos que 6,07%. En dos ruedas aumentó casi 11%. El dato positivo es que el cierre fue en el punto más elevado del día. No hubo toma de ganancias de última hora. Agrometal subió nada menos que 17,06%. Los inversores apuestan a que la suba del dólar beneficiará a los exportadores y la venta de maquinaria agrícola.

En Wall Street, los ADR’s argentinos tuvieron mayoría de alzas. (AP)

Las empresas de gas fueron las más buscadas. Transportadora de Gas del Sur (+12,16%), Distribuidora de Gas Cuyana (+12,02%) y transportadora Gas del Norte (+10,99%).

La Bolsa atrajo a los creyentes en el peso y el índice Merval de las acciones líderes subió nada menos que 6,07%

Las petroleras también sobresalieron, en particular Petrobras que aumentó 8,96%. Petrolera Pampa subió 7,40% e YPF 5,32%. En Wall Street, los ADR’s argentinos (certificados de tenencia de acciones) tuvieron mayoría de alzas. Los más destacados de estos certificados que cotizan en dólares, fueron Central Puerto (+8,70%) y transportadora Gas del Sur (+8,59%).

La incógnita de este mercado en estado de crispación que ha marcado una brecha entre los que se refugian en dólares, los que apuestan a las tasas y los que toman una posición intermedia comprando bonos en divisas, la puede resolver la aceptación que tenga el último de la semana el anuncio del FMI de acelerar las negociaciones.

Fuente: El FMI jugó una carta fuerte a pedido del Gobierno para calmar la salida de dólares