SPORTYOU

  • El EDF Logroño y la UD Logroñés compartirán campo, el mítico Municipal de Las Gaunas.

Las Gaunas

Los pasos que está dando el fútbol femenino en España son cortos pero firmes. El último llega desde la Rioja, donde que el EDF Logroño ha conseguido convencer al consistorio de la capital de la región para que les dejen contar con el mítico estadio Municipal de Las Gaunas para jugar sus partidos como local.

La noticia no es baladí para el fútbol femenino español. La propia cuenta oficial de la Liga Iberdrola ha presumido de que es el primer equipo de fútbol femenino que va a jugar todos sus partidos en un estadio de primer nivel, a diferencia de otros de la misma categoría que juegan en campos anexos a la ciudad deportiva del club al que pertenecen, como pasa con el Barcelona, el Atlético o el Levante, y que sólo se trasladan al estadio grande en ocasiones contadas.

La noticia ha supuesto un golpe de moral para el EDF Logroño, recién ascendido a la máxima categoría del fútbol femenino español. Javier Merino, concejal de Alcaldía, Deportes y Jóvenes de la ciudad, confirmó que habían recibido tres peticiones para contar con Las Gaunas como su campo: el EDF Logroño, la UD Logroñés y el SD Logroñés. Los dos últimos ya contaban con el mítico campo como su estadio, pero con el ascenso del equipo femenino a Primera, se encontraron con un problema: el mantenimiento del césped no hacía viable que tres equipos lo usaran de manera simultánea.

“Los informes técnicos recibidos desaconsejan el uso del césped de Las Gaunas por tres equipos, ya que quedaría muy dañado“, destacó Merino ante los medios. Tras estudiar las distintas peticiones de los tres equipos, decidieron que fuera el UD Logroñés, que milita en Segunda B, y el EDF Logroño, nuevo equipo de la Liga Iberdrola, prevalecían sobre el SD Logroñés, que está en Tercera y que ahora jugará en el Mundial’82.

Las Gaunas es uno de los estadios más conocidos del fútbol español, aunque no es exactamente el mismo que albergó los partidos del CD Logroñés (hoy desaparecido), sino uno nuevo construido a unos metros. Tiene una capacidad para 16.000 espectadores y aún hoy está considerado como uno de los mejor preparados para acoger partidos de nivel, como demuestra los dos últimos partidos de la Selección española ahí: ante Liechtenstein en 2011 y ante Luxemburgo en 2015, ambos clasificatorios para las siguientes Eurocopas.


FUENTE