Federico Sturzenegger

El Banco Central reafirmó su posición en dólares. Sus reservas crecieron USD 1.993 millones a 54.426 millones, porque ingresaron las divisas de la colocación de los BOTE 2023 y 2026 del martes pasado por $73.249 millones (casi USD 3 mil millones). Dos fondos de Estados Unidos fueron los grandes compradores de estos bonos que pagan tasas en pesos de 20% y 19% anual, de acuerdo al plazo.

Pero el Central no baja la guardia y el techo de $ 25 por dólar sigue más firme que nunca. Desde el lunes, la entidad mantiene a disposición de los compradores el paquete de USD 5.000 millones, sin exigencias de compras mínimas. A $25 pueden llevarse lo que quieran. Por supuesto, miércoles y jueves no aparecieron interesados porque la divisa cotizó por debajo de ese precio, aunque en ambas ruedas tuvo subas.

Ingresaron las divisas de la colocación de los BOTE 2023 y 2026 del martes pasado por $73.249 millones (casi USD 3 mil millones)

Por un tiempo, el sistema cambiario será una mezcla de flotación y tipo de cambio fijo. La variable de ajuste será la tasa de interés.

Y si se mira lo que sucedió en el mundo, donde el dólar abatió a todas las divisas menos al euro, mal no le está yendo con el sistema. El dólar subió 0,54% contra el real en Brasil; 0,26% frente al peso chileno y 0,37% contra el yen.

Pero hay otro fenómeno que no pasa inadvertido, todos los países del planeta incluyendo los asiáticos, están subiendo sus tasas de interés para no tener déficit en sus cuentas corrientes. Si no actúan en defensa propia, a ellos también se les van los dólares atraídos por la tasa del Bono del Tesoro norteamericano a 10 años que llegó a 3,12%, el nivel más alto desde julio de 2011. La suba hizo que en el Dow Jones perdiera 0,22%.

La tasa del Bono del Tesoro norteamericano a 10 años que llegó a 3,12% (iStock)

El flanco de las tasas tampoco lo descuida la entidad que preside Federico Sturzenegger. El jueves vendió $19.000 de Lebac a los plazos que van de julio a octubre y recompró $5.000 millones de las Lebac que vencen en junio.

Con esto logró bajar la tasa a 35 días 1,25 puntos a 39% anual. Los demás plazos quedaron sin cambios. Lo curioso es que ahora la tasa de 61 días es más elevada que la de 35, ya que sigue en 39,90%. En la rueda del viernes esto se va a corregir con una juste descendente para las tasas de mediano plazo.

Pero lo que no deja de preocupar es que el precio del crudo sube sin pausa. Esta vez aumentó 0,10% y superó los USD 70 por barril. No son pocos los que lo ven a corto plazo a USD 80. Otro problema para la Argentina que está ajustando sus tarifas de energía con un costo político elevado. Difícil que en medio del ajuste que se viene mantenga congelados los precios del combustible en YPF y no tenga que volver a tocar los precios de la luz y el gas.

El dólar, estable

Con este escenario, el dólar en bancos y casas de cambio subió 9 centavos a $24,89. El “blue” subió a $ 25,80.

El dólar cerró a $24,89

En el mercado mayorista, donde en las pantallas del Siopel se veía constantemente -como una amenaza encubierta y solitaria- la oferta de USD 5.000 millones a $25, se negociaron USD 900 millones. El dólar “hoy” abrió a $25 sin compradores. Las posturas de compra estaban en $23,75. Cuando se acercaron las puntas, a las 11.00, se hizo la primera operación a $24.40 pero no se pudo sostener y al final de la rueda bajó a $24,34, un valor 4 centavos superior al de la rueda anterior.

En el mercado de bonos de la deuda, se operaron $27.451 millones. Los bonos en dólares tuvieron leves alzas. El Bonar 2024 aumentó 0,12% y el 2020, 1,35%.

Títulos en pesos, para arriba

También subieron los títulos en pesos, señal de que el mercado está aceptando una tasa algo más blanda que la que regía el martes.

En la Bolsa, se mantuvo elevado el monto de negocios. Esta vez se operaron $ 1.146 millones. El índice Merval de las acciones líderes, en una rueda muy volátil, terminó con un aumento de 0,46%, después de haber tocado un máximo de 1,12% a las 13.30.

Metrogas (+8,03%) fue la empresa que más subió. No hay una razón especial para que sea el papel preferida, sino el hecho de que su precio todavía es conveniente ya que en lo que va del año está 3,11% abajo. Todavía tiene margen para aumentar.

Todos los países del planeta incluyendo los asiáticos, están subiendo sus tasas de interés para no tener déficit en sus cuentas corrientes

En Wall Street, los ADR’s argentinos (certificados de tenencias de acciones que cotizan en dólares) el cierre fue mixto. Se mezclaron alzas y bajas. Los bancos volvieron a destacarse. Macro (+4,08%) y Supervielle (+3,27%) fueron los que más subieron.

El Central parece dominar la escena en cuanto a sostener el tipo de cambio. Pero lo que preocupa es la tasa de interés. Habrá que ver como supera este obstáculo, porque corre el riesgo de tener un tipo de cambio tranquilo con una caída fuerte del consumo interno.

Seguí leyendo:

Nuevo apoyo de Donald Trump a Mauricio Macri: “Está haciendo un gran trabajo en la Argentina”

Qué significa que le devuelvan al Central la responsabilidad de bajar la inflación

Fuente: El dólar flota, pero con ancla: todos los días, el Banco Central seguirá ofreciendo USD 5.000 millones a $25