(Maximiliano Luna)

El sanatorio Antártida, ubicado en el barrio de Caballito y propiedad del Sindicato de Camioneros de Hugo Moyano, habría sido utilizado para realizar maniobras fraudulentas por millones de pesos.

Según los documentos revelados por La Cornisa, la Obra Social de Camioneros compró el sanatorio por 10 millones de pesos en 2009 y se lo vendió al sindicato de Camioneros en 2011 por 334 millones de pesos.

La enorme diferencia de montos despertó las sospechas de la diputada Graciela Ocaña, quien denunció ante la Justicia que la maniobra busca, por un lado, justificar una millonaria refacción a cargo de la empresa Ancora (la constructora de Liliana Zulet, esposa de Moyano); y por el otro lado, bajar el enorme déficit de la obra social que se encuentra al borde de la quiebra.

La Obra Social de Camioneros tiene un déficit de 1.263 millones de pesos, que se debe, entre otras razones, a que el costo por afiliado supera en un 43% el promedio de otras obras sociales. Además, el déficit responde a sobreprecios que serían de hasta un 60% en la compra de medicamentos.

En esta operatoria estaría involucrado Marcos Hendler, dueño de la empresa Audifarm (sponsor del Club Independiente), quien está procesado en la causa de la Mafia de Medicamentos y es investigado en la actualidad por el juez Luis Armella por presunto lavado de activos.

Auditoría de la Superintendencia de Servicios Sociales

Por otro lado, la gerenciadora de la obra social de Camioneros es la empresa IARAI S.A., también propiedad de Zulet, esposa de Moyano. En ese sentido, los más de 300 millones de pesos de diferencia en las operaciones podrían constituir “simulación y fraude”. La denuncia de la diputada Graciela Ocaña fue radicada este domingo.

Fuente: Denuncian maniobras fraudulentas de Moyano en la compra del Sanatorio Antártida de Camioneros