El ministro salió así al cruce de las fuertes críticas de la UIA y de aceiteros y algunas entidades del campo.
FUENTE