Isamara Villalta Vargas

Un policía de la Fuerza Pública que se mantenía activo y dos ex policías fueron detenidos por las autoridades del Organismos de Investigación Judicial de Costa Rica como miembros de una banda ligada al secuestro y asesinato de tres personas.

Los allanamientos se realizaron en forma simultánea en varias comunidades de la provincia de Alajuela: Palmares, Tuetal, Desamparados y San Rafael, así como en Río Frío de Heredia.

En total, en los allanamientos se decomisaron chalecos antibalas, uniformes policiales, armas de fuego verdaderas y otras falsas, así como varios celulares y un vehículo.

Isamara, junto a su novio

Su experiencia como miembros de la fuerza pública les facilitó simular un retén donde emboscaron a la modelo costarricense Isamara Villalta Vargas, de 26 años; a su novio, Andrés Martín Pérez Vega, de 36 años y al hermano de la mujer, de apenas 17 años.

Todo con el propósito de obtener una suma de dinero que rondaría los 400 millones de colones (unos 700.000 dólares), producto de un “volconazo” es decir, del robo de un cargamento de droga, que mantenía oculto el novio de la modelo, según explicó Walter Espinoza, director del OIJ.

La detención del oficial de policía de apellidos Vargas Meléndez, se dio en su lugar de trabajo en la delegación policial de La Guácima. Mientras en su casa fue decomisado un vehículo del oficial, que se presume fue utilizado en el falso reten.

Aparentemente Vargas Meléndez se convirtió en los ojos de los narcotraficantes en la Policía para alertarlos de los operativos o investigaciones que podrían afectarlos.

El vocero del Ministerio de Seguridad Pública, Carlos Hidalgo, indicó que una vez que se conozca la determinación del Juzgado definirán el futuro del oficial, que podría ser desde una suspensión, hasta el despido inmediato, respetando sus derechos como trabajador.

También fueron detenidos dos ex policías más, como integrantes de la banda responsable del triple asesinato, entre ellos el ex jefe del Grupo de Apoyo Operacional GAO, uno de los cuerpos especializados de la Fuerza Pública para enfrentar la delincuencia en el país.

El hombre de apellidos Barboza Pérez dejó de laborar en la fuerza policial varios meses atrás, así como otro ex policía de apellidos Saborío Segura y un tercer sujeto, que no tenía lazo con los cuerpos policiales.

Según detalló el director del OIJ a los ex policías, solo se les vincula con la emboscada en que haciendo el papel que conocían bien, de policías, los obligaron a bajar del vehículo y luego llevarlos al lugar donde fueron secuestrados.

También se logró corroborar el aumento en los gastos de los ex policías, quienes adquirieron propiedades y vehículos presuntamente con los recursos obtenidos por el ilícito.

Todos los detenidos hoy permanecen en celdas del Poder Judicial, a la espera que se dicten las medidas cautelares en su contra.

Autor intelectual muerto

Un hombre de apellido Carvajal Quirós es considerado por el Organismo de Investigación Judicial como el autor intelectual del secuestro y posterior asesinato de las tres personas

El hombre murió abatido a tiros junto a otro, en Río Frío de Sarapiquí, un cantón alejado del país, el 19 de noviembre del año anterior, mientras se encontraban en una vivienda.

La razón de los crímenes

Las investigaciones judiciales han ido dando forma al triple homicidio ocurrido el 11 de agosto del año anterior, y se trata de una trampa de drogas e intriga, en que resultaron atrapados una joven modelo de televisión y su hermano.

Andrés Martín Pérez Vega tenía antecedentes por tráfico de drogas, y Carvajal Quirós trabajaba con él en la venta de estupefacientes en pequeñas cantidades, esto le dio acceso a información sobre lo que manejaba Pérez y acceso a su vivienda.

Fue así como, por ambición, Carvajal se alió con los entonces oficiales de policía para extorsionar a Pérez. Para lograrlo, secuestraron también a su novia Isamara Villalta Vargas y al hermano de ella el 11 de agosto del 2017.

Los cuerpos de la pareja, cuando fueron rescatados del río Jesús María

“Isa” como se le conocía en el medio, saltó a la fama tica como participante del desaparecido programa Combate que se transmitía por Repretel y. cuando desapareció, las redes sociales se llenaron de mensajes pidiendo ayuda para localizarla.

La sorpresa se dio cuando el cuerpo de la modelo y su novio aparecieron en el río Jesús María, ubicado en una zona entre Esparza de Puntarenas y San Mateo de Alajuela, bastante alejado del centro del país.

La detención de los policías

Para no despertar sospechas, los asesinos trasladaron los cuerpos ya sin vida, en el vehículo del mismo Pérez, un BMW X6 valorado 75 millones de colones. Llama la atención que el cuerpo del hermano de la modelo apareció recién una semana después.

Las autoridades investigan aún, porque la extorsión se convirtió en homicidio, aunque se presume que fue para evitar que las víctimas pudieran identificar a los secuestradores.

MÁS SOBRE ESTE TEMA:

Mensajes de WhatsApp y allanamiento: la caída de Celso Gamboa, el primer juez destituido por corrupción en Costa Rica

Fuente: Costa Rica, drogas, traición y muerte: detuvieron a 3 policías por el asesinato de una modelo de TV, su novio y su hermano