Esta fotografía muestra parte del directorio del edificio Arango Orillac, el cual incluye al bufete jurídico Mossack-Fonseca, en Ciudad de Panamá (AP/Arnulfo Franco)

La firma de abogados panameña que se hizo famosa por el escándalo de los “Papeles de Panamá”, que sacó a la luz cómo los poderosos guardaban sus fortunas en paraísos fiscales, anunció este miércoles que cesará sus operaciones en el mundo a fines de marzo.

A través de un comunicado, Mossack-Fonseca informó que sus actividades llegarán a su fin después de operar por cuatro décadas y llegar a contar con oficinas en 40 países y 600 colaboradores. Además señaló que tras la publicación de los documentos de Panamá, en abril de 2016, tuvo que iniciar un proceso de reducción de oficinas y de personal que dejó al bufete con sólo 50 colaboradores.

El deterioro reputacional, la campaña mediática, el cerco financiero y las actuaciones irregulares de algunas autoridades panameñas han ocasionado un daño irreparable, cuya consecuencia obligada es el cese total de operaciones al público a finales del presente mes

Los documentos sacados a la luz por el Consorcio Internacional de Periodistas Investigativos (ICIJ, por sus siglas en inglés) expusieron cómo mediante empresas fachada en ultramar creadas por la firma panameña, líderes políticos, figuras del deporte y del espectáculo guardaban sus fortunas en paraísos fiscales. La actividad no es ilegal, pero pudo haber sido utilizada para esconder dinero del terrorismo y crimen organizado, según los expertos.

El escándalo golpeó duramente la plataforma de servicios financieros internacionales de Panamá, que debió enfrentar de inmediato críticas y exigencias del extranjero para que el país centroamericano impulsara la transparencia en su actividad de servicios y modificara sus normas para combatir la evasión fiscal. Incluso, Francia volvió a colocar a Panamá en una lista de países que no colaboraban con la transparencia en materia impositiva.

panama papers

Mossack-Fonseca defendió su actividad y denunció que fue víctima de un ataque cibernético mundial, pero la firma jamás pudo recuperarse mientras seguían saliendo a la luz nuevos casos en que políticos, empresarios y figuras de todo el mundo tocaron la puerta del bufete panameño para gestionar sociedades y mover su dinero.

“El deterioro reputacional, la campaña mediática, el cerco financiero y las actuaciones irregulares de algunas autoridades panameñas han ocasionado un daño irreparable, cuya consecuencia obligada es el cese total de operaciones al público a finales del presente mes”, señaló.

Agregó que un reducido grupo de colaboradores continuará atendiendo solicitudes y consultas de las autoridades, así como de otras entidades públicas y privadas.

La firma no fue objeto de investigaciones en Panamá, aunque los dos socios del bufete –Jürgen Mossack y Ramón Fonseca Mora fueron detenidos a principios de 2017, cuando su empresa fue involucrada en las investigaciones de lavado de dinero y corrupción que salpicó a políticos y empresarios en Brasil. Ambos quedaron en libertad meses después al pagar una fianza.

(Con información de AP)

MÁS SOBRE ESTE TEMA:

Qué es Mossack Fonseca, el estudio de abogados que está en el ojo de la tormenta

Fuente: Cierra Mossack Fonseca, la firma en el centro del escándalo de los Panamá Papers