Pese a la caída del consumo, las principales avenidas tienen más ocupación que hace un año.
FUENTE