(@benitez_leo)

El próximo miércoles 28 de febrero debutarán en la Copa Libertadores Flamengo y River. Los brasileños, subcampeones de la última Sudamericana, fueron multados con la prohibición de concurrencia de público (la medida arrastró al equipo argentino) y además pidieron mudar la localía por el estado del campo de juego del Maracaná, que albergará dos importantes shows en los próximos días. Pero hubo un imprevisto.

LEER MÁS: Los antipopulares precios de las entradas para la Supercopa Argentina entre River y Boca

Conmebol ya había anunciado el cambio de sede: el duelo por la primera fecha del grupo 4 de la Copa iba a desarrollarse en el estadio Luso Brasileiro, conocido como Ilha do Urubu. Sin embargo, un fuerte temporal derribó una de las torres de iluminación de la compacta cancha carioca y los dirigentes del Flamengo tuvieron que encontrar otra alternativa.

El “Engenhao” tiene capacidad para 47 mil personas pero lucirá vacío en Flamengo-River

Finalmente quedó definido el Olímpico Nilton Santos como escenario para el duelo ante el Millonario. El Engenhao le pertenece al Botafogo, uno de los contrincantes zonales directos del Fla. Más allá de la rivalidad, el presidente de los rojinegros Eduardo Bandeira de Mello agradeció al Fogao por el préstamo y remarcó la predisposición de ambos clubes para el bien del fútbol en Río de Janeiro.

LEER MÁS: El enojo de Marcelo Gallardo con el periodismo

Además, la directiva del Flamengo anunció que habrá otro compromiso en el estadio olímpico, por el campeonato estadual frente al Madureira (será el miércoles 21).

Fuente: Así quedó el estadio en el que River iba a debutar por la Libertadores ante Flamengo