Ilustración de @violetamal

Personas nos dicen en seis palabras las frases que más los irritan.

La irritación es una experiencia difícil de definir. Creo que la definición del término “Irritar” que da la Real Academia Española (“generar ira, enfadar”) no es del todo exacta, ya que la irritación es un tipo de molestia muy particular: no es ira, ni enojo, ni indignación, ni encono, ni exasperación.

Hay personas que nos irritan “por una cuestión de piel”; es decir, sin ninguna razón lógica. Alguien nos puede irritar por su forma de hablar o de moverse, aunque jamás nos haya hecho nada malo. Con muchas frases o expresiones del léxico cotidiano nos sucede algo similar. A mí, por ejemplo, el término “no trabajo” incluido en frases como “No, empanadas fritas no trabajo”, o frases hechas como “Ah, no, te fuiste al pasto”, cuando alguien hace algo supuestamente zafado o transgresor, me generan una irritación inexplicable. Con la idea de armar una suerte de galería de la irritación oral argentina, les pedí a compañeros, amigos y conocidos que me citaran en seis palabras ejemplos de frases de uso popular y cotidiano que les causaran irritación. Y estas fueron sus respuestas:

“Sos todo lo que está bien”, María, 29 años

“Mi mayor defecto es la sinceridad”, Ana, 32 años

“Mi persona favorita del mundo mundial”, Georgina, 35 años

“Es viernes, tu cuerpo lo sabe”, Florencia, 27 años

“Tengo que dejarte; abrazo de gol”, Amparo, 36 años

“Yo te lo vuelvo a repetir”, Gustavo, 42 años

“El expediente lo necesito para ayer”, Claudio, 34 años

“Creo que no me estarías entendiendo”, Gustavo, 36 años

“Mi jermu es toda una madraza”, Giselle, 38 años

“Olvidate, esta noche se sale fuerte”, Cecilia, 31 años

“Te re mandaste un moco mal”, Natalia, 25 años

“¿Sabés cuántas de estas viví yo?”, Hernán, 39 años

“Lamentablemente se nos fue de gira”, María Pía, 42 años

“Hermosa por dentro y por fuera”, Paula, 26 años

“Te lo digo por experiencia propia”, Javier, 23 años

“Respeto tus ideas, no las comparto”, Ernesto, 51 años

“¿Y vos a quién le ganaste?”, Guillermo, 33 años

“Es un libro de lectura indispensable”, Mariano, 27 años

“Tus palabras me abrieron la cabeza”, Valeria, 29 años

“Eso me duele en el alma”, Paula, 35 años

“Yo te lo digo de onda”, Josefina, 39 años

“Esto te lo dice un boludo”, Valentina, 29 años

“La banda presentó su último trabajo”, Malena, 41 años

“No tenemos wifi, hablen entre ustedes”, Eugenia, 32 años

“Yo te lo vuelvo a repetir”, Nazareno, 38 años

“Es un artista de la hostia”, Atilio, 29 años

“Ya contratamos a alguien, gracias igual”, Miguel, 35 años

“A mí nadie me regaló nada”, Patricia, 49 años

“Vos me caés de puta madre”, Florencia, 40 años

“Quedate tranquilo, ella se lo pierde”, Vicente, 34 años

“Me quedo, me da paja ir”, Rosario, 48 años

“Yo a los cuarenta me reinventé”, Federico, 34 años

“Vas a encontrar a alguien mejor”, Marcelo, 42 años

“Yo fui y vine diez veces”, Hernán, 35 años

“Es una mujer de armas tomar”, Emilia, 33 años

“No se me caen los anillos”, Francisco, 40 años

“¿A qué hora es la juntada”, Marcela 31 años

Publicado originalmente en VICE.com

Fuente: Argentinos nos cuentan que frases los irritan de otros argentinos