Alejandro Domínguez justificó mantener los contratos con las empresas sospechadas de corrupción (Getty)

El titular de la Confederación Sudamericana de Fútbol (Conmebol), Alejandro Domínguez Wilson-Smith, habló sobre los contratos de la matriz de fútbol y defendió los vínculos que mantiene con empresas que están sospechadas de haber sobornado al organismo para seguir adelante con sus negocios.

Cuando yo asumo la administración de la Conmebol, yo asumo la administración tal cual estaba. A partir de ahí nosotros hicimos todos los trabajos, para entender, porque hay muchas cosas que uno no puede… A ver, cómo explicarle al mundo de que en la Conmebol no existe ningún documento desde el 2013 para abajo, no hay un archivo de documentos que nos demuestren contratación o contratos que tenía vigente la Conmebol, asientos contables, no hay registros bancarios, se tuvo que reconstruir todo“, dijo en declaraciones hechas a la emisora Monumental AM, de Asunción.

“Y hay muchas cosas que la gente tiene que, a ver cómo puedo explicar en pocas palabras. Muchas personas tuvieron o tienen relación a los hechos de corrupción, se han declarado culpables o han salido culpables, pero muchas empresas que pertenecían a éstas personas, las sociedades anónimas, las sociedades jurídicas, no tenían problemas. No sé si me explico, los tres dueños del consorcio DATISA tienen problemas a título individual, pero DATISA como empresa no tiene problemas”, expresó la máxima autoridad del balompié sudamericano.

Alejandro Domínguez, presidente de la Conmebol (AP)

Cabe mencionar que DATISA es un conglomerado formado por Traffic (del brasileño José Hawilla), TyC (gerenciada por el argentino Alejandro Burzaco) y Full Play (de los argentinos Hugo y Mariano Jinkis). Tanto Hawilla como Burzaco se declararon culpables y confesaron haber pagado decenas de millones de dólares en sobornos a dirigentes de la Conmebol para quedarse con los contratos de transmisión televisiva y marketing del fútbol de Sudamérica. Los Jinkis, sin embargo, no declararon ya que consiguieron eludir el pedido de extradición solicitada por la justicia norteamericana.

Entonces, los contratos firmados con DATISA, no son contratos que uno pueda decir ‘doy por terminado’. Ahora se llevó dos años de trabajo jurídico para llegar al día del término del contrato con DATISA“, continuó diciendo Domínguez. Y añadió: “En el caso de los Jinkis (Hugo y Mariano) ellos personalmente tienen problemas –con la justicia- pero Full Play como sociedad anónima no tiene problemas..

De hecho, Full Play sigue manejando todos los campeonatos sudamericanos de las divisiones menores a nivel de selección organizados por la Confederación.

Contratos sospechados

Profesionales del derecho, consultados sobre los polémicos contratos de la Conmebol, respondieron con un simple principio jurídico que “echa por tierra” los argumentos de Domínguez Wilson-Smith. “Todos los actos ilícitos anulan los actos jurídicos“. Del momento que los dueños de estas empresas confesaron haber cometido un ilícito para conseguir dichos contratos, los documentos contractuales pueden ser anulados.

Es por eso que llama la atención que, teniendo un ejército de abogados -incluyendo a su asesora legal Monserrat Jiménez- la Conmebol no pueda romper estos contratos viciados de nulidad desde su concepción misma.

Domínguez aseguró además que luego de “dos años de trabajo jurídico” se llegó al término del contrato con DATISA. Lo que no aclaró el presidente de la Conmebol es que, antes de terminar dicho vínculo comercial, le pagó a esa empresa unos 40.000.000 de dólares en el 2016 por la Copa América Centenario.

En otro momento de la entrevista, Domínguez afirma: “Bajo mi administración solo se pueden hacer las cosas a través de licitaciones y la empresa que se presenta tiene que poder y presentar las garantías necesarias, tienen que tener la magnitud de la envergadura de las empresas que necesita el fútbol sudamericano“.

Nuevamente el dirigente entra en contradicciones ya que no menciona, por ejemplo, que el contrato vigente hoy para la transmisión de la Copa Libertadores, Sudamericana y Recopa, es el mismo contrato que tenía T&T; (propiedad en un 75% de FOX International Channels, FIC) obtenido mediante el pago de sobornos según confesión de Burzaco, y que le fue transferido a FOX Sports (otro satélite de FIC) en forma directa, sin concurso y mucho menos licitación.

Por otro lado, existen serias dudas acerca de la licitación para adjudicar la comercialización de los derechos de la Copa Libertadores, la Copa Sudamericana y la Recopa ya que, antes del anuncio del ganador ya se sabía quien sería adjudicada. El contrato se firmó con el consorcio IMG-Perform, en la que aparece un tal Federico Polak, socio comercial de Hugo y Mariano Jinkis en Perform South American.

Finalmente recodermos que la licitación de contratación de una empresa para el servicio de asistencia arbitral por video (VAR) fue adjudicada nuevamente a la empresa Mediapro, acusada también del pago de millonarios sobornos en el juicio por el caso FIFAgate llevado a cabo recientemente en Nueva York.

MÁS TEMAS:

José Luis Chilavert pidió la expulsión de todos los dirigentes de la Conmebol por violar estatutos FIFA

Fuente: Alejandro Domínguez y una particular justificación: "Los dueños tienen problemas con la justicia, no sus empresas"