Desde que comenzó a salir al aire, 100 días para enamorarse presentó ante los televidentes historias atractivas y conflictos envueltos en temáticas adultas, desde la monogamia hasta las elecciones sexuales.

Y esta noche, justamente en el marco de la celebración del Día Internacional contra la Homofobia, la Transfobia y la Bifobia, tuvo lugar una escena entre los personajes de Michel Noher y Ludovico Di Santo que pone de manifiesto el conflicto interno de un hombre que parece no animarse a descubrir que es gay y otro que lo plantea abiertamente.

“Perdoná por citarte acá, hay cosas que yo siento que hay que hablarlas de frente, que no da hablarlas por mensaje o llamadas telefónicas”, le dice Fidel Garrido a Paul Contempomi.

“Totalmente de acuerdo, hay cosas que hay que decirse cara a cara”, concuerda Paul.

“Perdoname por ayer, ayer me porté como el traste”, insiste Fidel.

“Sí, te portaste como el or… Y el que tiene que pedir disculpas soy yo, la verdad debería haberte dicho que mis amigos son los padres de tus alumnos, es cierto, no se me ocurrió, perdón. Fidel, es un conflicto que nunca tuve, entonces…”, empieza a responder Paul, antes de que Garrido lo interrumpa.

“A mí nunca me pasó esto, nunca me pasó, de cruzarme también con padres de alumnos así en una situación que nada que ver, y me doy cuenta que no pasa nada, que somos todos adultos y no tenía por qué reaccionar así”, expresa el personaje de Noher.

“No pasa nada”, lo intenta tranquilizar el rol interpretado por Di Santo.

“Mirá Paul, yo estoy en un momento raro de mi vida. Desde que me separé me pasan cosas que no entiendo, tengo reacciones que no me gustan, esto que me pasó ayer por ejemplo, la verdad que no me la quiero agarrar con vos”, le confiesa Michel.

“Está todo bien Fidel, está todo bien, lo que no quiero es que haya mala onda”, le dice el personaje de Ludovico.

“Eso, eso es lo que no quiero, que haya mala onda entre nosotros. Porque es muy difícil conocer a alguien con quien empatizás, con quien te dan ganas de hacer cosas, no sé, podemos ir a tomar algo, salir al cine, hacer cosas, y no quiero perderme esta oportunidad de amistad que tengo, no me la quiero perder”, subraya Noher, en el papel de Fidel.

Fidel, Fidel, soy gay, vos sabés que yo soy gay. Entonces para mí, te lo digo, ser amigo de alguien que me gusta me es por lo menos un poco complicado ¿no?”, le confiesa Paul.

“Yo te entiendo, pero yo no soy gay, y lo que te puedo ofrecer para mí es una amistad, es eso”, cierra Fidel.

SEGUÍ LEYENDO: 

Figuras en el lanzamiento de la comedia romántica “100 días para enamorarse”

5 desafíos que enfrenta “100 días para enamorarse”, la nueva ficción de Telefe

El fuerte mensaje sobre la diversidad de género y la discriminación en “100 días para enamorarse”

Fuente: Acercamiento y confesión íntima en "100 días para enamorarse": "Soy gay"