Una mujer de Rosario relató el calvario que vive con su ex pareja. El último incidente que vivió, cuando desconocidos le balearon su casa, significó un límite. Ante las autoridades policiales, denunció que sufrió agresiones, abusos y amenazas para quitarle la tenencia de sus hijos.

“Nos tiraron cualquier cantidad de tiros. Llamé a la policía como pude, arrastrándome. A mi hija la rozó una bala”, relató Carla. La puerta del domicilio no deja dudas sobre su testimonio. En las imágenes, tomadas por el canal 3 de Rosario, se ven más de diez orificios de bala de grueso calibre. 

Ocurrió el martes, cuando Carla estaba junto a sus hijas de 9 y 16 años y varias personas armadas irrumpieron en su domicilio. “Escuché los gritos que decían ‘somos los Chávez‘, la familia de mi ex, y ahí empezaron los disparos”, describió.

Contó, además, que después de años de ser maltratada por su ex marido, quien fue recientemente detenido, inició sigilosamente y por su cuenta trámites para el divorcio, aunque él nunca aceptó la separación. Cuando la mujer mandaba a sus hijos al colegio, se le aparecía en la casa, la golpeaba, la violaba y la tenía amenazada. “Yo no podía decir nada”, cuenta la víctima.

La vivienda está ubicada en la calle Lorenzini al 4600, en la ciudad santafesina. “Este es mi departamento y yo luchando lo recuperé. Él hacía juntas de gente acá, tenía su grupo. Anda con drogas, él y toda su familia. Son agresivos, tienen armas”, describió la mujer.

“Estaba con los menores y no los alimentaba. Los maltrataba. Mis hijos me pidieron perdón y volvieron conmigo. El domingo recibí amenazas de él y del hermano, Sebastián Chávez”, contó.

Las amenazas de su ex pareja se incrementaron luego de que un fallo judicial lo excluyó de la casa a él y le otorgó el derecho a vivir ahí a la mujer.

“Necesito que me escuchen, quiero vivir tranquila”, pidió entre lágrimas. Y agradeció la contención que recibió de los efectivos policiales que recibieron su denuncia. “Hasta el policía que estuvo acá conmigo lloró y me abrazó”, afirmó.

Cuando la policía llegó al departamento después de la balacera en el domicilio de la mujer, encontró un mensaje escrito a mano en el que amenazaban a su propia hija:  “Te doy dos días para que te vayas con todas tus cosas. Usted sabe lo que hizo. Quiero el departamento vacío. Si llama a la policía le vamos a matar a su hija”.

Carla habló también de la necesidad de ser escuchada por la Justicia, ya que se siente desprotegida. “Desde octubre vengo con todo este tema, corrí por los pasillos de Tribunales y siempre se pierden mis papeles, porque él con su abogado pagan y arreglan todo”, señaló. Y exigió custodia policial en su domicilio por temor a nuevos ataques. “Mi ex está preso pero toda su familia sigue libre”, advirtió.

LEA MÁS

Recrudece la guerra narco en Rosario: “Van a tener que hacer fila para velar la cantidad de muertos que voy a dejar”

Fuente: Una mujer denunció a su ex pareja por violación y agresiones y le balearon la casa