Fue caminando desde su casa hasta el supermercado a mitad de la noche. Creyó que iba a encontrarlo abierto, pero estaba cerrado. Quería tomar una botella de vino y no estaba dispuesto a resignarse.

No está claro cómo lo hizo sin que nadie lo notara, pero logró entrar a una base militar ubicada en Apatity, Múrmansk, y robar un tanque. Recorrió la pequeña ciudad con el vehículo blindado, destruyendo al menos un auto a su paso, y lo usó para tirar abajo la puerta del supermercado.

Entonces se bajó y, ante la mirada atónita de los vecinos —que lo notaron completamente ebrio— descendió del vehículo y fue a buscar una botella. Regresó al tanque con la intención de irse, pero antes de que pudiera desplazarse más de unos metros fue detenido por la Policía.

El hombre permanece arrestado y deberá afrontar graves procesos judiciales por los múltiples delitos que cometió. Por el momento, el Ejército no dio explicaciones de cómo permitió que sucediera algo así.

LEA MÁS:

El impresionante momento en el que un tanque bielorruso pierde el control en plena calle

Un millonario de Texas compró un tanque de la Segunda Guerra y lo aparcó en la puerta de su casa: las quejas de los vecinos

“Shchit”: el nuevo y monstruoso camión antidisturbios de Vladimir Putin

Fuente: Quería comprar vino pero el supermercado estaba cerrado, así que robó un tanque y derribó la puerta