La pérdida de la comunicación carnicero-cliente y la obsesión por evitar las grasas redujo las opciones del consumidor en la elección de cortes de carne vacuna, pero hoy una contratendencia lo lleva a probar cosas que parecen novedosas y eran normales para nuestros abuelos.

Fuente: Pietro Sorba: “La vaca tiene 40 cortes de carne y hay que redescubrirlos”